Saca el máximo provecho a tu portátil

Si tienes un ordenador portátil, puedes mejorar su rendimiento y aprovecharlo mejor. Solo necesitas tener los componentes y las aplicaciones adecuadas.
Publicado por o día 08/07/2017 na sección de Internet

A pesar de ser mucho más ligeros que los ordenadores de escritorio, los portátiles modernos no tienen nada que envidiar a los equipos de sobremesa. Las prestaciones que ofrecen, así como los componentes que incluyen la mayoría los convierten en duros rivales a batir, lo que unido a lo fácil que es llevarlos de un lado a otro hace que muchos usuarios hayan cambiado su antiguo ordenador por un portátil. ¿Sabes cómo sacarle todo el jugo y disfrutar de un mejor rendimiento? Estos trucos te ayudarán a hacerlo.

Revísalo regularmente y haz los ajustes oportunos

A medida que se va utilizando el ordenador, se almacenan pequeños archivos y fragmentos de código. Al principio no parece que afecten, pero con el tiempo pueden provocar una reducción en el rendimiento. Para evitarlo, nada mejor que pasar de vez en cuando por el servicio tecnico para que lo revisen y le hagan una limpieza a conciencia. Algo parecido a lo que hacemos con el coche, con el objetivo de aumentar la vida útil del equipo.

Estas revisiones te ayudarán a mejorar el rendimiento de tu ordenador, ya que se pueden prevenir fallos de funcionamiento o adaptar partes del hardware para que todo funcione mejor. Algo tan sencillo como una memoria mayor o un ventilador más potente pueden hacer que tu portátil funcione más rápido y sin problemas.

Ahorra papel y tinta

Una de las ventajas de tener un portátil es que puedes guardar tus documentos y llevarlos a cualquier sitio. Esto te permite ahorrar en costes de impresión, ya que a no ser que tengas que entregar alguna copia, puedes mostrarlo todo en la pantalla. Incluso puedes enviar la documentación por correo electrónico y que el destinatario decida si quiere imprimirlo o no.

Otro modo en el que ahorrarás papel y tinta con tu portátil es al descargar periodicos pdf. Puedes estar al tanto de las últimas noticias sin moverte de casa, pudiendo guardar incluso los ejemplares que te interese archivar para futuras consultas.

Convierte tu portátil en un centro de entretenimiento

El tándem formado por tu portátil e Internet puede darte cientos de horas de diversión. Y si además lo equipas con tecnología avanzada, como las gafas VR, las prestaciones serán aún más espectaculares.

La realidad virtual está cada vez más presente, y hay videojuegos, películas e incluso series de televisión que se han creado pensado en esta tecnología, bien con extras exclusivos o específicamente para su visionado con gafas especiales. En esta web puedes encontrar los últimos modelos y las características que ofrece cada uno.

Tu centro de trabajo móvil

Los portátiles actuales, al menos en su mayoría, tienen suficiente potencia como para aguantar una jornada de trabajo sin problemas. Si cuentas con una buena batería, podrás gestionar y desarrollar tu trabajo en cualquier lugar. Con una tarifa plana de Internet móvil o en algún lugar que cuente con red inalámbrica a la que conectarse, podrás hacer de todo. Desde comprar un dominio web y montar tu página hasta actualizar los contenidos, crear y modificar documentos o acceder a la nube para mover tus archivos. Todo sin necesidad de cables y sin renunciar a salir de casa. Puedes irte de fin de semana y tenerlo todo en orden para cuando el lunes haya que trabajar a pleno rendimiento.

Acelera la velocidad

Todos los fabricantes de ordenadores limitan la capacidad de procesamiento de sus equipos. En la mayoría de los casos se puede aumentar esta capacidad sin cambiar ninguna pieza, solamente a través de la BIOS. Si le das al procesador mayor velocidad, notarás cómo funciona más fluido y las tareas tardan menos en realizarse.

Eso sí, no hagas ningún cambio a menos que sepas lo que estás haciendo. En caso contrario, tendrás que conformarte con lo que hay o pedir ayuda a alguien que entienda.

¿Has puesto en práctica alguno de estos consejos ya? Si lo has hecho, ¿qué diferencias has notado?