SATSE Galicia exige mantener el número de Enfermeras/os para ofrecer la máxima calidad y seguridad en las residencias de mayores

El Sindicato de Enfermería reclama a la Xunta de Galicia que mantenga intervenidas las residencias DomusVi Aldán-Cangas, Barreiro-Vigo y Nuestra Señora de Fátima del Barco de Valdeorras, mientras dure la pandemia y los centros no hayan llevado a cabo las modificaciones necesarias, como el refuerzo de profesionales de enfermería ante un posible rebrote. Además, exige una auditoría integral por parte de agentes externos e independientes sobre la situación real que se vive en las residencias de mayores.
Publicado por o día 02/06/2020 na sección de Coronavirus,Salud,Sanidad,SATSE,Sindicatos

SATSE Galicia exige mantener el número de Enfermeras/os para ofrecer la máxima calidad y seguridad en las residencias de mayores

El Sindicato de Enfermería, SATSE, advierte a la Xunta de Galicia de la vulnerabilidad y situación de indefensión, en la que deja a las residencias de mayores que fueron intervenidas por la Administración gallega, al prescindir desde este pasado domingo 31 de mayo, de las profesionales de Enfermería contratadas para reforzar estos centros durante la pandemia; antes de que los propios centros tomasen las medidas adecuadas como el refuerzo en materia de personal sanitario.

A finales de marzo y principios de abril, la Xunta intervino las residencias DomusVi Aldán-Cangas, Barreiro-Vigo y Nuestra Señora de Fátima del Barco de Valdeorras y las reforzó con la contratación de enfermeras por parte del Sergas y Política Social. Ahora, según ha denunciado la Federación Gallega de Asociaciones de usuarios y familiares de residencias de ancianos se ha rescindido el contrato de las profesionales, sin que estos centros los hayan reforzado por su propia cuenta. Esto significa que, por ejemplo en la DomusVi de Aldán, pasarán de 12 profesionales de enfermería, a ser tan sólo dos enfermeras para cerca de ciento cincuenta usuarios.

La intervención de la administración con el refuerzo de profesionales ha permitido controlar la situación en estas residencias, demostrando que contar con el número de profesionales adecuado es sinónimo de seguridad. La que deben ofrecer las residencias que acogen a nuestros mayores. Es evidente, tal y como ha denunciado SATSE en numerosas ocasiones, que dos enfermeras no pueden atender a 150 usuarios. Mantener estas enfermeras supondría mantener la calidad y la seguridad para evitar un nuevo rebrote.

Precisamente hace sólo unos días el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha exigido un aumento de la plantillas de enfermeras/os en las residencias de mayores de nuestro país, tras constatarse que el grave déficit existente de estos profesionales ha sido determinante en la grave incidencia del Covid-19 entre las personas mayores residentes en estos centros sociosanitarios.

El Sindicato de Enfermería exige a las dos administraciones de las que depende la contratación y refuerzo de estos centros, que o bien mantenga la intervención de los mismos, manteniendo a su vez el número de profesionales adecuado. O que exija a las direcciones de estos centros un importante refuerzo de los profesionales de enfermería, para evitar que un posible rebrote pueda volver a situarlas en la diana.

De igual manera, SASTE ha reclamado al Ejecutivo estatal y a la Xunta de Galicia que promuevan la realización de una auditoria integral por parte de agentes externos e independientes sobre la situación real que se vive en las residencias de mayores de nuestro país, con independencia de que sean públicas, privadas o concertadas, y que, además de mejorar las plantillas de enfermeras/os, se adopten nuevas medidas que mejoren la atención y cuidados a este colectivo especialmente vulnerable en la actual fase de desescalada y en los meses posteriores.

Por último, SATSE lamenta la rapidez con la que algunos olvidan lo sufrido y vivido en los últimos meses por los profesionales y usuarios de estos centros. Es realmente triste, que ni una pandemia como el Covid19 haya podido abrir los ojos a la necesidad urgente de contar con el personal sanitario adecuado en estos centros de mayores. El objetivo no puede ser otro que mantener la máxima calidad y seguridad de los usuarios en los centros.

Comentar noticia

Your email address will not be published.