SATSE y la Asociación de Personas con Epilepsia-ANPE reclaman que haya enfermeras en los centros educativos

La epilepsia afecta a todos los grupos de edad y su incidencia es mayor en niños, niñas y adolescentes, por lo que la posibilidad de contar con una enfermera o enfermero en el centro educativo solo conlleva beneficios, no solo para el afectado sino también para sus familiares y el resto de la comunidad educativa.
Publicado por o día 10/02/2020 na sección de SATSE,Sindicatos

SATSE y la Asociación de Personas con Epilepsia-ANPE reclaman que haya enfermeras en los centros educativos

El Sindicato de Enfermería, SATSE, y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE han reclamado, con motivo del Día Internacional de la Epilepsia, el cual se conmemora cada segundo lunes del mes de febrero, la presencia de una enfermera o enfermero en los centros educativos para poder atender las necesidades de niños, niñas y jóvenes que sufren ésta enfermedad neurológica.

Ambas organizaciones recuerdan que, aunque la epilepsia afecta a todos los grupos de edad, su incidencia es mayor en niños, niñas y adolescentes, por lo que la posibilidad de contar con una enfermera o enfermero en el centro educativo en el que pasan gran parte de su jornada diaria solo conlleva beneficios, no solo para el afectado sino también para sus familiares y el resto de la comunidad educativa.

Desde la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE se está elaborando la Primera Guía Multidisciplinar de Epilepsia Infanto-Juvenil, en la que estará presente y se pondrá en valor la figura de la enfermera escolar al considerarla muy necesaria para las familias con algún niño, niña o joven con ésta

enfermedad. Esta Guía estará dirigida a personal educativo y familiares, incluyendo información detallada sobre qué es la epilepsia, cómo afecta a nivel cognitivo y educativo, protocolos de actuación ante una crisis y toda la información que se precisa para conocer la enfermedad y normalizarla.

En el caso de las madres y padres supone una gran tranquilidad saber que en el centro escolar al que acude su hijo o hija hay una enfermera que sabrá atenderle y dar una respuesta eficaz cuando sea necesario, evitando así que, en muchos casos, tengan los progenitores que dejar temporal o definitivamente su puesto de trabajo u otras responsabilidades. También se da la circunstancia de tener que pasar la jornada lectiva en un aula contigua por si su hijo o hija sufre una crisis y poder así aplicar el medicamento de rescate, señalan.

La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, junto con las cefaleas, el ictus o la enfermedad de Alzheimer y en España se estima que hay alrededor de 700.000 personas afectadas y que un 10 por ciento de la población puede experimentar una crisis en algún momento de su vida. Los datos son de una persona diagnosticada de epilepsia cada dos horas, lo que hace que para éstas personas y sus familias sea muy importante la labor de las enfermeras y enfermeros.

SATSE y la Asociación Nacional de Personas con Epilepsia-ANPE firmaron recientemente un convenio de colaboración para trabajar conjuntamente en el desarrollo de distintas actuaciones que trasladen a las administraciones públicas la necesidad de mejorar la atención a las personas que sufren ésta patología a través de una dotación adecuada de enfermeras y enfermeros.

Otro de los aspectos a los que ambas organizaciones dan prioridad es la formación e información a la sociedad en general sobre ésta enfermedad realizando diferentes actividades como pueden ser talleres, jornadas divulgativas, etc., para dar visibilidad, normalizar y conseguir erradicar falsos mitos que aún persisten, concluyen.

Comentar noticia

Your email address will not be published.