Sigue en aumento el mercado de subastas en internet

Publicado por o día 03/09/2016 na sección de Internet

Sigue en aumento el mercado de subastas en internet

Una subasta judicial es un medio existente que tiene por objetivo transformar en dinero los bienes que han sido hipotecados o embargados de la persona endeudada. Así, tendrá mucha más facilidad de pagar la deuda que le están reclamando y que ha sido reconocida de manera judicial.

Se puede subastar prácticamente todo lo que pueda tener un valor económico: desde inmuebles, un vehículo, muebles, joyería, máquinas, cuadros, así como otros bienes o determinados derechos.

Cada vez son más las webs que se dedican en el ámbito relacionado con las subastas judiciales online.

Te ofrecen un servicio muy especial que puede alcanzar a cubrir las diferentes deudas que te están amargando la vida, siendo una de las empresas más reconocidas del momento que se dedican a este sector, SubastasPro, una empresa incipiente que viene pisando fuerte y que cuenta en su escaso tiempo de vida con una extensa serie de clientes satisfechos.

Tenemos que comprender que se trata de un servicio de intermediación positivo: el objetivo es dar la posibilidad a los deudores de vender sus bienes para conseguir pagar a los acreedores. Así, será mucho más fácil cubrir la totalidad de la deuda. Además, ellos ofrecen un servicio que se considera hasta un 50% más barato que el PVP.

En el caso de que tengamos algún tipo de duda sobre sus servicios, lo único que tenemos que hacer es ponernos en contacto con ellos a través de sus diferentes fórmulas. Desde el primer momento, vamos a estar atendidos por un gran equipo de profesionales que nos ayudarán a lograr las mejores subastas.

Sin embargo, este mismo servicio, lo puede prestar la administración pública: el problema es que es bastante malo, ya que el cliente tendrá que hacer muchos papeleos, trámites, además, la transparencia es muy poca. Si quieres más información sobre las subastas de la administración, puedes encontrarla en el BOE pero en pocas palabras, a no ser que seamos expertos en el mundo de las subastas, seguramente acabaremos metiendo la pata en algún punto del procedimiento.

Lo peor de todo es que son tantos y tantos los pasos que tenemos que dar que por mucha información que tengamos, puede que no consigamos el resultado deseado. Además, estamos en un ámbito cuya legislación se actualiza de forma continua. De esta forma, vale la pena ponernos en contacto con SubastasPro para que nos asesoren durante todo el procedimiento.