Sigue la crisis por coronavirus en la comisaría de Vigo y solicitan el cese del jefe de la unidad antidisturbios

Las detenciones, identificaciones, y controles policiales no se pueden realizar “a control remoto”
Publicado por o día 31/08/2020 na sección de SUP Galicia,SUP Vigo,UFP,Vigo

Sigue la crisis por coronavirus en la comisaría de Vigo y solicitan el cese del jefe de la unidad antidisturbios

La Unión Federal de Policía -UFP- ha hecho pública una nota en la que denuncian que tras múltiples reclamaciones para que realizasen test del COVID-19 al personal de la Policía Nacional de Galicia, y más en concreto de aquellos que regresan a sus bases en la comunidad gallega después de haber realizado servicios operativos en otros puntos de España, sobre todo si es en lugares con riesgo de contagio de COVID-19, estas sólo fueron escuchadas por la Xunta de Galicia, la cual se ofreció a realizar test periódicos a los agentes, siempre y cuando la Dirección General de la Policía dependiente del ministerio del Sr. Marlaska firmara un convenio con la administración gallega.

Así mismo este sindicato policial, referente ne la comunidad gallega, denuncia que a día de hoy no sólo no se ha firmado este convenio, si no que vemos como algo discriminatorio que guardias civiles y policías locales si estén efectuando estos test para garantía de los agentes, sus familias y la sociedad en general.

Las detenciones, identificaciones, y controles policiales no se pueden realizar “a control remoto”

“A diferencia de otros muchos trabajos, los policías nacionales no pueden rehuir en la mayoría de sus intervenciones el contacto social, o simplemente mantener la distancia social, ya que, las detenciones, identificaciones, y controles policiales no se pueden realizar “a control remoto”, y un ejemplo de ello lo hemos tenido con los agentes de la Unidad de Intervención de Vigo llegados de Madrid después de haber prestado servicio en la capital de España”.

Así mismo la UFP denuncia que los agentes llegan a su destino ya contagiados por el COVID-19, y sólo se efectúan las pruebas a aquellos que tienen síntomas, dando estos positivo al virus, y tras las reclamaciones de los sindicatos dejan a un gran número de agentes confinados en sus casas a la espera de que se le hicieran las pruebas, ya que consideraban un sin sentido y un peligro sanitario dejar a estos agentes realizar servicio o en cuarentena a espera de si presentaban síntomas o no, y descuidando el posible contagio a familiares y compañeros de trabajo sin haberle efectuado los correspondientes test con anterioridad.

“Una gran política esta de si no tienes síntomas no estás enfermo”

“Una horrible y nefasta gestión, que puso en riesgo la salud de la población, un ejemplo de ello es que pasando los días más agentes han dado positivo, así como familiares suyos, que a su vez han contagiado a compañeros de trabajo en una de las empresas más importantes de Galicia y motor fundamental de su economía”, caso de la fábrica de Citroën en Vigo.

Desde este sindicato policial se pregunta si:

¿Es que, realmente merece la pena esconder la realidad y no hacer pruebas periódicas a todos los agentes, y más en concreto a todos los que lleguen a Galicia después de realizar su servicio en otras comunidades?

¿Merece la pena poner en riesgo a empresas, o mantener en cuarentena a los agentes  sin hacer pruebas, con el gran coste que eso supone por agente y día a los contribuyentes?

¿Si enferman todos los agentes por no haber hecho las pruebas pertinentes patrullarán las calles de nuestras ciudades los mandos politizados?

La mala gestión en los desplazamientos de los agentes de la Unidad de Intervención ha sido más que evidente, y a nuestra consideración no se ajusta a la lógica, más en cuanto la Xunta de Galicia pone los medios necesarios para conocer cuanto antes los positivos por COVID-19 y evitar contagios que puedan dañar la economía de las empresas.

Por todo lo expuesto, la Unión Federal de Policía -UFP- solicitan el cese de inmediato del jefe de la Octava Unidad de Intervención Policial con sede en Galicia, al no haber velado, como de un jefe que ocupa su puesto se presuponía, de la salud de los agentes a su cargo, y debido a lo cual se han  producido perjuicios que de haber obrado de otra manera y con más celo profesional se hubieran evitado.

Así mismo solicitan la comparecencia pública del Delegado del Gobierno de Galicia, Javier Losada, para que explique a toda la comunidad gallega, y en concreto a los agentes, el por qué la Dirección General de la Policía no firma el convenio y protocolo para que los agentes hagan los controles periódicos del COVID-19 que facilitó en todo momento la Xunta de Galicia, y que sí están haciendo el resto de las policías en esta comunidad.

La UFP remarca que “con la salud de los agentes no se puede jugar a la ruleta rusa, ya que debido a su trabajo y a la importancia estratégica del mismo se pone en riesgo a toda la sociedad, ya que la labor policial no se realiza a control remoto, y si lo cargos policiales y políticos que de ellos depende no saben o no pueden gestionar deberían pensar en coger la puerta y cerrarla al salir para no volver”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.