El sufrimiento del sector de la construcción en los últimos años

Publicado por o día 15/04/2016 na sección de Economía,Empresas

El sufrimiento del sector de la construcción en los últimos años

La construcción ha sufrido mucho a lo largo de estos años, debido sobre todo a la maldita crisis, una crisis que primero arrastro a las grandes empresas de reformas y poco a poco fue arrastrando a las más pequeñas.

La burbuja inmobiliaria, empezó hacer mella allá por el año 2008, cuando apenas se vendían pisos, y fueron muchos los pisos que empezaron a no venderse, poco a poco esto parece que va cambiando de tendencia, y ya en febrero del 2016 la venta de pisos en España ha vuelto a subir, algo que no sucedía desde por lo menos el inicio de la maldita crisis que tanta miseria ha traído a España.

Grandes empresas y medianas empresa de la construcción han desaparecido del mapa

Las empresas de construcción a modo de fichas de dominó, han ido cayendo una tras otra desde el inicio de la crisis, unas porque ya no vendían los pisos construidos, las cuales arrastraban a las pequeñas, a medianas empresas o autónomos que no cobraban por los trabajos que habían realizado.

Sobre todo las que más rápido cayeron fueron las que cobraban a 60 o 90 días, las cuales ya nunca cobraron y habían adelantado el jornal a sus empleados y el material empleado en las obras de construcción.

Una nueva etapa se vislumbra para el mundo de la reforma

La construcción está sufriendo un alza de nuevo, pero no porque se construyan nuevos edificios, sino más bien, por el incremento en la venta de pisos más viejos, los cuales necesitan ser reformados, empresas de reformas en Madrid, poco a poco vuelven a salir a flote, ya sea para reformas de interior, totales o integrales, como las reformas de edificios, fachadas, tejados, escaleras o portales, que debido a la ITE, es necesario para evitar denuncias acometer obras en sus estructuras.

No solo de esto se benefician las empresas de reformas, si no también todo lo que esto mueve, ya sea las empresas de andamios, las cuales han vuelto de nuevo a sacar de sus almacenes todo el material que tenían con telarañas después de tantos años inactivos.

Empresas de contenedores de escombros, de sacas de escombros, empresas de seguros, que necesitan asegurar las obras, las maltrechas empresas de venta de materiales para la construcción, las pocas que queden, ya que la crisis también cerro muchas de esas que se abrieron entre los años 2000 y 2008.

Una cosa está clara, y aunque España puede funcionar de muchas maneras, la construcción no deja de ser uno de los pilares en los cuales se sustenta nuestra economía, son muchos los miles de puestos de trabajo que este sector produce, ya sean empleos indirectos como empleos directos, necesitamos que de nuevo se reactive el mundo de la construcción y así de una vez por todas poder salir de esta maldita crisis que con toda la tontería lleva integrada con nosotros casi 10 años.

Esperemos que todo esto nos haga recapacitar y no volver a caer en errores pasados, construir sin sentido y comprar con menos sentido aún, aunque creo que los Españoles no aprendemos y volveremos a tropezar de nuevo con la misma piedra, ya se están volviendo a dar hipotecas gestionadas por gente sin escrúpulos a personas que no les queda otra que acogerse a ellas para poder tener una vivienda donde vivir, que con un mínimo de mala suerte en su vida personal, les volverán a quitar el piso y se quedarán con la deuda.