Suspendida la huelga en Borgwaner Vigo tras la retirada del ERE de extinción para seguir negociando

Publicado por o día 09/07/2020 na sección de Galicia,Vigo

Suspendida la huelga en Borgwaner Vigo tras la retirada del ERE de extinción para seguir negociando

La dirección de la planta de Borgwarner en Vigo y los representantes de los trabajadores han acordado este jueves la retirada del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que suponía la extinción de más de 100 contratos, así como la suspensión de la huelga prevista.

Según han confirmado fuentes de la propia empresa y de los sindicatos, los despidos se han suspendido y las partes han pactado abrir un proceso negociador con el horizonte puesto en el mes de septiembre.

Asimismo, el comité ha acordado desconvocar la huelga que estaba prevista a partir del lunes, debido a la intención de la empresa de despedir a 103 operarios de la planta de Zamáns, en Vigo. Esta medida fue justificada por Borgwarner por la drástica caída del mercado de las motorizaciones diésel.

Tras una reunión celebrada este jueves, las partes han decidido dejar en suspenso los despidos y la huelga y abrir un plazo de negociación, en el que solicitará la mediación de la autoridad laboral.

La empresa ha valorado “positivamente” este acuerdo y ha recordado que la dirección “siempre” ha estado “a favor del diálogo y del entendimiento”, al tiempo que ha reiterado su disposición a evaluar medidas que mitiguen el impacto de esa bajada en la carga de trabajo. Asimismo, ha repetido que “el futuro de la planta pasa por garantizar su competitividad y poder luchar por la adjudicación de nuevos proyectos”.

Reunión este viernes con el conselleiro de Industria

Para mañana viernes, la representación del personal tiene prevista una reunión con el conselleiro de Empleo e Industria a quién le pedirán el compromiso de la Xunta de Galicia de sentar en una mesa a tres bandas para abordarla la problemática de la fábrica de Vigo. En este sentido, Lobato recuerda que BorgWarner recibe cuantiosas ayudas públicas para desarrollar productos en los centros técnicos de Zamáns y Nigrán “que después fabrica en otros centros de trabajo”. Por eso, reclama un mayor control en el uso de estas subvenciones públicas para que realmente sirvan “para evitar que se produzcan despidos y pérdidas de puestos de trabajo”.

Sobre la regulación temporal vigente, Lobato subrayó que aunque afecta a la práctica totalidad del personal, en estos momentos está trabajando el 85% del personal y en el caso del taller ya están incorporados el 90% de los trabajadores y las trabajadoras. Es decir, hay carga de trabajo, pero la empresa pretende aprovechar la coyuntura económica derivada de la pandemia de la Covid19 para recortar personal y derechos.

Abundando en esta cuestión, añadió que la empresa mismo ha amenazado con desviar producción a Portugal, por lo que entiende que no estamos ante un problema productivo sino “ante una decisión estratégica de deslocalizar la producción buscando la mayor margen de beneficio posible”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.