¿Tenemos algo que celebrar los Policías el día del patrón?

Por o 01/10/2014 | Sección: Sindicatos,UFP,Vigo
¿Tenemos algo que celebrar los Policías el día del patrón?
Compartir en:

– No hay funcionarios suficientes en Villagarcía

– Se necesita la creación de una UPR para la ciudad de Pontevedra

– Vigo, la ciudad más grande de Galicia no cuenta con una unidad de Guias Caninos con todo el trabajo que se produce en la misma.

– Nos congelan el sueldo por 5º año consecutivo

– No hay dinero para equipos de protección individual y sin embargo se gastan un dineral en cambiar divisas

– Solicitamos unas medallas más que justas para premiar servicios más que meritorios de Policías nos dicen que no y nos encontramos que sin embargo  si dan 327 medallas a personas que nada tiene que ver con la labor Policial.

Mañana 2 de Octubre se celebra el día de los Ángeles Custodios, mas popularmente conocido como el día de la Policía, un día para premiar el sacrificio y dedicación de los Policías, en definitiva un día de celebración, pero ¿Tenemos algo que celebrar?

Desde la UFP, meses antes de este día nos dedicamos a recopilar y comunicar a la Dirección General de la Policía aquellas actuaciones Policiales de que tenemos conocimiento y son meritorias de ser premiadas en el día de la Policía.

Recibimos contestaciones de lo más cicateras, comunicando que hay un número máximo de medallas, que no consideran los hechos de tanta importancia, etc … Y luego nos encontramos con que se entregan 327 medallas a empresarios, presidentes de Gas Natural, Renfe, Caixa Bank, o gente tan televisiva como la Baronesa Tyssen, nos preguntamos qué méritos Policiales tiene estas personas para ser merecedoras de tal condecoración y si estos son tan importantes cómo para que, por ejemplo se quede sin medallas peticiones nuestras como las siguientes:

Policía agredido por detenido en el momento de su cacheo, sufriendo lesiones que en este momento llegan a un 89% de discapacidad y necesitando de terceras personas para su atención diaria y actualmente jubilado por las lesiones sufridas en un acto de servicio.

Oficial de Policía que por su profesionalidad desinteresada cuando se encontraba en período vacacional en la tragedia del descarrillamiento del tren en la localidad de Angrois (Santiago de Compostela, la tarde noche del día 24 de Julio de 2013) y a los pocos minutos de haber sucedido el accidente, ayudando en los instantes inciales en las labores humanitarias de rescate y excarcelación de víctimas cuando imperaba el desconcierto y la falta de medios era evidente. Destacamos que el funcionario propuesto habría sido de las primeras personas en comparecer en el lugar de los hechos.

Subinspector, Oficial y Policía que salvaron la vida la tarde de fin de año de una joven de 37 años la cual trataba de suicidarse mediante inhalación de monóxido e ingesta de pastillas en el interior de su vehículo.

Tras unas horas sin cesar en la búsqueda, a pesar de los datos mínimos y contradictorios de los que se disponía, esta joven es localizada escondida en zona rural de díficil acceso, siendo necesario acudir al vehículo por la fuerza, y realizar maniobras de reanimación cardio-muscular, ya que la misma se encontraba inconsciente y sin constantes vitales, como así confirmaron posteriormente los sanitarios del 061, que la trasladaron al Hospital del Salnés.

Estos son solo un ejemplo de casos de Policías de nuestra provincia, que se suman a muchos más que hay en toda España y que se han quedado fuera de ese cupo.

Si a todo esto le sumamos, la escasez de medios con los que trabajamos, muchas veces pagando de nuestro bolsillo chalecos y equipos de protección individual, la dedicación y el sacrificio, horas sin dormir, tiempo que le quitamos a nuestras familias y nuestro cada vez más precario sueldo, con el que en estos difíciles tiempos de crisis, tenemos que ayudar a hermanos padres y demás familia sin trabajo, vemos con tristeza como un día de celebración es apropiado por Políticos, para preguntarnos si ese día sigue siendo el día de los Policías.

No queremos dejar de Felicitar a aquellos Policías que han sido afortunados, consiguiendo entrar en ese cupo de medallas.

PRENSA UFP PONTEVEDRA