Tips para decorar con poco presupuesto

Publicado por o día 17/08/2017 na sección de Hogar

Tips para decorar con poco presupuesto

Cuando por fin conseguimos acceder al sueño de tener una casa propia, lo primero en lo que repararemos es en que nos hemos gastado tanto dinero en los trámites de la compra que ahora no podemos invertir mucho en decoración. Pero esto no quiere decir que la casa se tenga que quedar sin decorar ni mucho menos, sino más bien que habrá que ir poco a poco.

Para ayudarte con ello, en este artículo te hemos preparado una serie de ideas de decoración que te saldrán mucho más baratas de lo que te piensas.

Las mejores ideas para decorar con poco dinero

Atención a los pequeños detalles

Al fin y al cabo, la decoración del hogar se centra en pequeños detalles. Es por esta razón, por lo que deberías de ser original y encargarte de buscar ideas sencillas y prácticas que no conllevasen el gasto de mucho dinero. Si tienes algo de maña, puedes decantarte por el recurso de las manualidades. Por ejemplo, puedes colocar algunos estantes en una pared y añadir elementos decorativos que hayas hecho a mano.

Un truco que nunca falla para conseguir que un espacio se vea más grande de lo que es en realidad es utilizar espejos; en ellos se reflejará la luz, lo que dará una mayor sensación de amplitud. Además, tienen la ventaja de ser muy decorativos.

Piensa que podemos ser originales con cualquier cosa; por ejemplo, podemos trabajar con macetas decoradas: las podemos pintar con los colores que se nos antoje, dibujarles desde ojos, boca o bigotes, hasta motivos, escenarios, animales, o lo que nos dé nuestra habilidad.

Detalles que suponen grandes cambios

Uno de los elementos que más hará que cambie el hogar es la pintura. Ahora bien, en el caso de que no puedas gastar tanto en pintura ahora mismo para todas las paredes, siempre puedes pintar tan solo una pared, pero eligiendo un color que sea contrastable. Si no te termina de convencer, puedes empapelar o poner cintas. Algunas personas, incluso, en lugar de pintar las paredes, lo que hacen es pintar los muebles.

Hay que prestar atención en este punto a los dormitorios infantiles. Buscamos colores neutros cuando son más pequeños (cómo tonos azules o beige), y más animados cuando crezcan, para que sirvan de estimulantes.

Suelo

Uno de los elementos que más dolor de cabeza nos da es el suelo; probablemente tengamos de inicio unos azulejos que se manchan a la primera de cambio, al mismo tiempo que son difíciles de limpiar. Si no quieres meterte en una gran reforma, puedes apostar por los suelos de madera o vinílicos, o bien colocar unas alfombras hasta que ahorres lo suficiente.

Sobre todo no te agobies: has hecho lo más complicado y el resto vendrá sólo. Con un poco de tiempo conseguirás tener la casa que siempre has querido.