Tips para elegir una bicicleta plegable

Publicado por o día 07/07/2015 na sección de Deportes

Tips para elegir una bicicleta plegable

Si has decidido comprar bicicletas plegables tienes que saber que has escogido una buena opción porque con ellas será mucho más fácil desplazarse por la ciudad.

Podremos ir por cualquier lugar con la ventaja de qué, en el momento en el que no la vayamos utilizar, la podremos plegar y guardar para seguir con nuestro camino.

Existen muchos fabricantes de bicicletas. Entre todos los modelos que nos ofrecen tenemos que prestar atención a una serie de características para saber en qué tenemos que basarnos a la hora de comprar cualquiera de ellas.

¿Para qué la vas a utilizar?

No compraremos el mismo tipo de bicicleta si, por ejemplo, la vamos a utilizar todos los días para ir al trabajo o si solo la queremos para darle un uso más ocasional. Piensa que este tipo de bicicleta está pensado más bien para personas que pueden tener problemas a la hora de guardarlas.

En el caso de que esta no sea tu situación, es posible que te convenga comprar una bicicleta tradicional. Una bici más barata te puede servir para dar un paseo de forma ocasional… y una más cara para darle un trote más exhaustivo.

Presupuesto

Este aspecto es muy importante. En primer lugar tenemos que saber cuando queremos gastar en ella. Se suele cometer el error de pensar que si la bicicleta es pequeña va a resultarnos mucho más barata… pero esto no suele ser así.

También tienes que tener en cuenta que si la vas a utilizar de forma diaria, sería interesante gastarse algo más de lo que tenemos en mente para que nos pueda durar más. Hay bicis plegables baratas que pueden valer 150€… sin embargo, si las utilizamos de forma habitual, no nos van a durar demasiado.

Ruedas

Las ruedas también son muy importantes a tener en cuenta. Si la vamos a utilizar por la ciudad es posible que tengamos que combinarla con caminos de tierra y con asfalto, por lo que necesitaremos unas ruedas que se adapten a todo tipo de circunstancias.

Además, las ruedas deben de adaptarse a nuestro peso. Calcula tu peso exacto y luego añade el peso que puedas llevar como, por ejemplo, el de una mochila o algo similar. Sigue estos consejos y podrás comprar la mochila perfecta. Completamente garatizado.