Traductores jurados oficiales a más de 30 idiomas de la mano de Linguavox

Contar con una empresa de traducción certificada que cuenta en su staff con profesionales de la traducción jurada y de la interpretación a más de 30 idiomas, es una garantía para sus clientes, que han hecho de Linguavox, la empresa de referencia en un sector en plena expansión.
Por o 18/12/2017 | Sección: Empresas

Son muchos los organismos y las gestiones que precisan de traducciones juradas oficiales. Desde un libro de familia, hasta actas notariales o escrituras de empresas, la lista es muy larga y la globalización no ha hecho más que aumentar la demanda de este tipo de traducción que cuenta con una empresa de referencia en su sector.

Se trata de Linguavox. Esta agencia de traducción se fundó en el año 2.000 y en la actualidad ofrece traducciones técnicas a más de 150 idiomas y traducciones juradas a una treintena de idiomas – a todos en los que existen traductores habilitados por el Ministerio de Exteriores de España -. Estas cifras dan cuenta de la envergadura de su panel de colaboradores, que se escogen contrastando su eficacia y profesionalidad.

Los traductores e intérpretes de Linguavox están repartidos por todo el territorio español, formando una gran red de profesionales que hacen posible que todos los clientes de la agencia puedan contar con uno físicamente si lo desean, algo que es necesario en el caso de la interpretación.

Que la empresa cuente con los certificados de calidad ISO 9001 e ISO 17100 (norma específica del sector de la traducción) es un garante para sus clientes que aportan testimonios entusiastas después de haber recibido los servicios de Linguavox.

En España y en muchos otros países solo la traducción jurada cuenta con el carácter de oficial

Volviendo a las traducciones juradas, estas son muy importantes en el caso de que vayamos a residir a otro país, ya que sólo un traductor jurado oficial podrá validar el contenido de los documentos que atestiguan nuestro curriculum vitae, entre otros documentos formativos e identificativos.

Los traductores jurados cuentan con el aval del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, al igual que muchos intérpretes, de modo que han pasado una serie de exámenes que muestran sus aptitudes para llevar a cabo su trabajo.

La diferencia entre una traducción al uso y una jurada no está tanto en el contenido, sino en la oficialidad que toma cuando el traductor estampa en ella el sello que legitima el documento.

En España y en muchos países del mundo solo la traducción jurada cuenta con el carácter de oficial, puesto que los traductores jurados están reconocidos por las autoridades.

Desde la página web de Linguavox se puede pedir presupuesto sobre los documentos oficiales a traducir

Lo que parece no variar a pesar de las nuevas tecnologías y de un mundo cada vez más interconectado es que los sellos que estampan los traductores jurados oficiales tengan que seguir siendo físicos y las traducciones deben entregarse en papel. Son muchos los traductores y los clientes que están reclamando que esta firma pueda ser digital, lo que agilizaría muchos los procesos.

Linguavox, en cambio, sí que ha incorporado lo mejor de las nuevas tecnologías a su trabajo y desde su página web se puede pedir presupuesto sobre los documentos oficiales a traducir. Basta con escanearlos y mandarlos en este formato para tener una respuesta en poco tiempo y un acuerdo de trabajo en las mejores condiciones económicas.

Nada menos que 17 años de experiencia son los que avalan a esta empresa, cuyo auge ha sido en la red puesto que ha crecido en paralelo a la implantación de Internet.

Los envíos de traducciones juradas se hacen a domicilio ya sea a través de correo certificado o de mensajero.

Las lenguas cooficiales como el euskera, el catalán o el gallego, también cuentan con traductores jurados oficiales en Linguavox y estos cuentan con los requerimientos oficiales del Gobierno Vasco, la Generalitat de Catalunya y la Xunta de Galicia respectivamente.

Interpretación de idiomas: en qué consiste y cómo se pone en práctica

Las autoridades británicas, americanas y canadienses aceptan las traducciones oficiales de la agencia que trabaja habitualmente con los tres países, pero también con buena parte de los países europeos, especialmente Rusia. China y Japón también están entre sus habituales y además de las traducciones oficiales se lleva a cabo un servicio de interpretación de idiomas que es uno de los más solicitados a la empresa.

La interpretación ocupa un departamento específico en la empresa. Se pueden solicitar intérpretes de enlace o acompañamiento. Estos son los que acompañan a los clientes en las negociaciones. En las conversaciones, los interlocutores hacen una pausa tras cada frase para que el intérprete pueda traducir el contenido y el intérprete la traduce a los dos idiomas que hablen los interlocutores.

Este tipo de interpretación exige un alto nivel de concentración y una gran asertividad para no incidir en los términos y en las intenciones de la conversación. La neutralidad es el ámbito en el que se tienen que mover estos profesionales que también pueden trabajar como intérpretes consecutivos.

En la interpretación consecutiva, los intérpretes esperan que los oradores hagan una pausa para traducir lo que ha dicho y para ello se sirven de notas y apuntes tomadas a lo largo de la deserción, mientras que para la traducción susurrada, también conocida por su término en francés, chuchotage, el intérprete traduce a tiempo real las conversaciones al oído de su cliente.

Para la interpretación simultánea en cabina, los intérpretes se sirven de cabinas insonorizadas a la vez que traducen simultáneamente. En este caso es preciso contar con un equipo técnico especializado.

Estos profesionales actúan como mediadores interculturales cuya función es decisiva y tiene mucho de protocolaria

Los intérpretes jurados oficiales son los que trabajan en la traducción en juicios y otros actos que deban adquirir carácter legal y el intérprete telefónico o remoto es el que interviene en chats, llamadas telefónicas o videoconferencias.

Con todos ellos cuenta Linguavox en su staff, que sabe de la importancia de la labor de estos profesionales, verdaderos mediadores interculturales cuya función es decisiva y tiene mucho de protocolaria, a la vez que exige una gran cantidad de conocimientos lingüísticos técnicos, habilidades como la rapidez mental y un conocimiento de las lenguas a nivel muy profundo para poder captar dobles sentidos, metáforas y demás.

Las capacidades mentales que se ponen en marcha en el proceso de interpretación de los idiomas son muchas y para hacerlo cuentan con técnicas y métodos que cada uno adecúa a sus posibilidades.

Asimismo estos profesionales deben de tener suficiente cultura general como para poder abordar distintos temas y un rigor intelectual a prueba de bombas. Linguavox es la agencia de traducción que selecciona a sus colaboradores y contrasta sus conocimientos para ofrecer al público el mejor servicio y en todos los lugares de España.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.