Trastornos de salud más habituales durante viajes veraniegos

Publicado por o día 07/08/2017 na sección de Salud,Turismo

Trastornos de salud más habituales durante viajes veraniegos

A todos nos gusta viajar, ya que supone una buena manera de conocer el mundo que nos rodea, además de pasarlo en grande con nuevas experiencias.

Desgraciadamente, hay algunos problemas que pueden ensombrecer esta diversión. Dos de los más habituales son la diarrea del viajero y el picor vaginal, sobre todo si hacemos el viaje en verano.

Esto tiene su sentido, y es que la pérdida de flora intestinal es mucho más frecuente en verano, en los días en los que han variado nuestros horarios, que nuestra alimentación ya no es tan estricta como antes, además de someter a nuestro cuerpo a todo tipo de alteraciones y no darle tiempo a que se pueda adaptar a las mismas.

Una buena manera de combatir estos trastornos es con los probióticos, así nos sentiremos seguros siempre que tengamos que hacer un viaje.

¿Qué es la diarrea del turista y como se puede tratar? 

Esta diarrea se caracteriza por haberse producido un trastorno en la flora intestinal del colón; esto quiere decir que hay una alternación en las bacterias intestinales, reduciendo el número de las mismas, los que producen problemas de digestión importantes.

Por lo general, en la mayoría de los casos nos referimos a un tipo de diarrea que no durará más que unos días. Pero si no fuera así, entonces deberíamos de ir inmediato al médico, ya que la cosa puede ser mucho más grave de lo que parece (en especial si han aparecido restos de sangre en las heces).

Es importante tener en cuenta que la diarrea se relaciona con una deshidratación importante para nuestro organismo, por lo que habrá que volver a hidratarnos lo mejor que se pueda, sobre todo en verano.

Con los probióticos podremos acabar con este problema mucho antes de lo previsto.

¿Cómo combatir el picor vaginal?

Otro problema muy habitual es el del picor vaginal, un tipo de escozor que se caracteriza por ser muy molesto (tanto que también es uno de los principales motivos por los que se termina haciendo una visita al ginecólogo).

Lo primero que tendremos que determinar si se trata de un picor puntual, o bien permanente; actuar de inmediato será clave para evitar que el problema pueda ir a más.

Partiendo de la base de que el problema no sea muy grave, usando probióticos nos podemos recuperar mucho más rápido y con mucha más efectividad. En el caso de que estemos hablando de pacientes que tengan este problema de forma reiterada, los probióticos disminuirán el número de los mismos.

Para comprender mejor cómo funcionan los probióticos para ayudarnos con la diarrea del viajero, o con el picor vaginal, podemos ampliar la información en la web http://www.lactoflora.es/.

Así que ya lo sabes: en el caso de que tengas un viaje en mente, nunca se te debe de olvidar cuidar la salud, además de llevar los recursos necesarios para mantenerla en las mejores condiciones.