Trenor destaca en la clausura del taller de Boqueixón el alto porcentaje de alumnos que encuentran empleo al finalizar su formación

El Gobierno gallego destina este año un presupuesto récord para la organización de este tipo de talleres de formación y empleo

El delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, participó en la clausura del taller de empleo dual de Boqueixón-O Pino-Touro y Vedra 2020-2021, que este año formó a 20 personas en repoblaciones forestales y tratamientos silvícolas y en actividades auxiliares en conservación y mejora de montes.
Trenor felicitó a los profesores y a los alumnos por el resultado de los trabajos realizados en este taller de formación y recalcó que “ahora todos los alumnos estáis mejor preparados para encontrar un empleo y muchos ya contáis con una oferta de empleo incluso antes de finalizar la formación”. En este sentido, recordó que los participantes combinaron un contrato de formación y aprendizaje durante nueve meses, y optaron a un contrato en prácticas, de como mínimo tres meses más, en una empresa emplazada en el mismo ámbito territorial y con una actividad vinculada a las materias del taller. “El objetivo – incidió – es seguir mejorando el empleo en los ayuntamientos gallegos, especialmente en los del rural, adaptando la oferta formativa a sus demandas y necesidades de contratación”.
En la clausura el delegado de la Xunta informó también de la resolución completa de los nuevos talleres de empleo dirigidos a los ayuntamientos, mancomunidades y entidades públicas dependientes para el año 2021-2022 que permitirá la realización de un total de 10 talleres en la comarca de Santiago, de los cuales 6 de ellos son de carácter dual común, donde participarán alumnos y alumnas de cualquier edad y 4 dirigidos a personas jóvenes, para jóvenes menores de 30 años. Mediante estas iniciativas a Consellería de Empleo e Igualdad invertirá en políticas activas de empleo en el área de Santiago más de 3,5 millones de euros
Los talleres duales serán los de Ames compartido con Brión, centrado en montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas; Arzúa compartido con Boimorto y Santiso; Ordes compartido con Frades y Mesía; Padrona compartido con Rois y Dodro, Santiago de Compostela y Val do Dubra compartido con A Baña, Negreira y Santa Comba. Por su parte, los talleres para gente joven se impartirán en Teo compartido con Boqueixón y Vedra; en Santiago de Compostela; en Rois y en la Mancomunidad de Ordes.
Estos talleres permitirán que un total de 184 personas desempleadas se formen en un oficio mientras realizan tareas en beneficio de espacios e instalaciones públicas. Los participantes recibirán un certificado de profesionalidad con validez en todo el Estado. La duración de los talleres generales serán de 9 meses y los dirigidos a personas jóvenes de 12 meses.
Trenor destacó que “los talleres de empleo permiten dotar nuestra población activa de formación de calidad al tiempo que desarrollar un trabajo productivo de utilidad pública o interés social, con la posibilidad de acreditarlo a través de los certificados de profesionalidad”. Una vez finalizados, dijo, “contemplan la opción de trabajar en una empresa del entorno, a jornada completa, por un mínimo de tres meses, a través de los incentivos a la contratación concedidos desde la Administración autonómica”.

Ampliación de la convocatoria

La Xunta acaba de reforzar la convocatoria de este año de talleres , con su mayor presupuesto, el mayor número de acciones y de personas beneficiarias. En la actual convocatoria se consiguen cifras récord: en cuanto a presupuesto, permitrá desarrollar un total de 33 actuaciones en la provincia entre talleres duales y de personas jóvenes con una inversión de más de 11,3 millones de euros.

Más que formación

Las personas desempleadas que participan en estos programas -desarrollados con financiación autonómica por ayuntamientos, mancomunidades y entidades sin ánimo de lucro del sector forestal- pueden acceder a lo largo de 9 meses a una formación de calidad con opción a obtener un certificado de profesionalidad y un contrato de trabajo. Una vez finaliza el taller, tienen oportunidad de trabajar en una empresa del entorno por un mínimo de tres meses con un contrato a jornada completa. Para este fin, la Xunta concede incentivos a la contratación.

Con esta herramienta se incide además en la inserción en el mercado laboral de personas en situación de especial dificultad, entre otras, emigrantes retornadas; mujeres; víctimas de violencia de género; personas que agotaron las prestaciones y subsidios por desempleo; paradas de larga duración; con discapacidad; mayores de 45 años; o trabajadoras y trabajadores que carecen de títulos universitarios y de FP de grado superior.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario