UFP Galicia no asistirá a los actos de entrega de medallas

Por o 01/10/2015 | Sección: Sindicatos,UFP
UFP Galicia no asistirá a los actos de entrega de medallas

La Unión Federal de Policía de Galicia no asistirá a los actos de entrega de Medallas en las Comisarías Gallegas ante lo que considera una bochornosa concesión por parte de la Dirección General de la Policía

  • – 11 Medallas pensionadas repartidas a Jubilados entre la Escala Superior y Ejecutiva
  • – 458 Medallas concedidas a personas que nada tiene que ver con ningún mérito policial ni son Policías
  • – Numerosos policías con intervención heroicas y meritorias que ni siquiera han sido propuestos

 Llevamos años denunciándolo, pero este año lo que parecía imposible de superar se ha superado, quizás sea debido al miedo a que después de las elecciones generales ya no puedan, y se han decidido a dar barra libre de medallas, eso sí, para todos menos para los Policías, siendo en muchos casos como en el de las medallas rojas una forma de garantizarse un sobresueldo de por vida. Así asistimos estupefactos al caso de 7 Comisarios Principales, 1 Comisario y 3 Inspectores Jubilados a los que se le ha concedido esta medalla que les conllevará un sobresueldo de por vida de cerca de 300 Euros. Recordamos que las medallas Rojas viene reguladas por la Ley 5/1964 de 29 de Abril y que los requisitos para su concesión son:

Resultar herido en acto de servicio o con ocasión de él, sin menoscabo del honor, ni por imprudencia, impericia o accidente.

Participar en 3 o más servicios, en los que mediando agresión de armas, concurran las circunstancias del apartado anterior, aunque no resultada herido el funcionario.

Realizar en circunstancias de peligro para su persona, un hecho abnegado o que ponga de manifiesto un alto valor en el funcionario, con prestigio para la corporación o utilidad para el servicio.

Observar una conducta que, sin llenar plenamente las condiciones exigidas para la concesión de la medalla al mérito Policial, merezca especial recompensa, en consideración a hechos distinguidos y extraordinarios en los que ha quedado patente un riesgo o peligro personal.

Parece ser a tenor de la concesión de medallas que estamos viendo que el riesgo en los despachos en los últimos tiempos es mucho mayor que el de los Policías que se enfrentan a los delincuentes en la calle y se juegan su integridad física.

Por si esto no fuera poco , seguimos con Asesores , Asesoras, Políticos , senadores , empresarios , deportistas, actores, presentadores y así hasta un total de 458 personas que nada tiene que ver con la labor Policial y que desconocemos cuales son su “méritos policiales” para ser merecedores de la medalla al mérito policial , quizás este cambiando las cosas y en la próxima entrega de los Goya o los Oscar , sea premiado algún Policía , o quizás en los próximos Juegos Olímpicos los Policías de un Zeta que realizan labores meritorias reciban una medalla de Oro o tal vez una medalla de las Bellas Artes. Mientras tanto la realidad es que aquí en nuestra tierra tenemos casos como el de una compañera en Lugo que salva la vida a un menor de morir atragantado realizándole los primeros auxilios o un Policía en Vilagarcía que tapona con sus manos la herida de un Joven en las fiestas del Agua y así le salva la vida recibiendo el agradecimiento de las familias, o el caso de los Policías de la UPR de Coruña que salvaron la vida a una persona de una tentativa de suicidio en la Torre de Hércules ,o los compañeros en Ourense que detuvieron al presunto asesino de un farmacéutico Jubilado, curiosamente los Policías Locales que colaboraron en esa detención si fueron merecedores de distinción por la Alcaldía , pero todos nuestros compañeros no son merecedores de ningún reconocimiento al mérito Policial por nuestra Dirección General , y lo lamentable es que son la punta del Iceberg , porque podríamos cubrir hojas y hojas de Policías que se han quedado sin reconocimiento , para quizás , hacer sitio a esas 458 Medallas.

Queremos aprovechar para felicitar a aquellos Policías que SI se lo merecen y han tenido la suerte de tener un hueco entre tanto gentío.

PRENSA UFP PONTEVEDRA