UFP Pontevedra solicita que las administraciones públicas de Pontevedra den la cara y “se mojen”

Ante la gravísima situación de falta de efectivos en nuestra provincia pedimos a los responsables políticos que se mojen ya que no se puede estar ni un minuto más a los caprichos de los tecnócratas de Madrid.
Publicado por o día 16/02/2018 na sección de Sindicatos,UFP

UFP Pontevedra solicita que las administraciones públicas de Pontevedra den la cara y “se mojen”

UFP Pontevedra considera la situación tan grave y delicada que no esperará al día 21 de febrero cuando se celebrará la reunión en la que se tratará la provisión de puestos de trabajo en las distintas plantillas, ya que la experiencia nos demuestra que desde Madrid no se le da la importancia que tiene. Con lo que instamos a los responsables políticos locales y representantes del gobierno en la provincia a que den un paso al frente y defienda los intereses de aquellos que los han votado, garantizando la seguridad de los ciudadanos. Solicitando que a través de sus partidos políticos realicen las gestiones necesarias para que esta situación se solucione de una vez por todas.

Además reivindicamos la creación de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) con base en Pontevedra y cobertura en las comisarías locales de Marín y Vilagarcía de Arousa, con el fin de paliar los distintos servicios que surgen en las distintas dependencias policiales de la provincia, como los espectáculos públicos o la prevención de la delincuencia y una unidad de Guías Caninos ubicada en la ciudad de Vigo para atención de los servicios que puedan surgir en la zona sur de Galicia, puesto que actualmente se depende de la Unidad de La Coruña y el tiempo de respuesta obviamente no es el más adecuado.

Es lamentable la situación en la que el Ministro del Interior tiene a los policías, ni les paga sueldos justos, ni les dota de los medios necesarios, dedicándose a marear la perdiz y empeorando la seguridad pública de todos.

El ejemplo más claro lo tenemos en la Comisaría de Vigo, la ciudad más grande de Galicia, donde los grupos de investigación de la Brigada de Policía Judicial tienen que dar auxilio a otros grupos como los de atracos y robos con fuerza en domicilios ante la imposibilidad de que estos asuman dispositivos especiales de prevención de estos delitos por la escasez de personal que tienen, lo que significa que grupos de investigación en la lucha contra el tráfico de drogas, estafas, homicidios, etc, tengan que ceder parte del poco personal del que disponen para estas tareas, ocasionando el perjuicio propio en sus tareas, “unos por otros y la casa sin barrer” y el máximo perjudicado el ciudadano que lo sufre