La Unión Federal de Policía vuelve a pedir que se dote inmediatamente de los medios necesarios a los Policías que prestan su servicio en puestos Fronterizos de Tuy y Salvaterra

Publicado por o día 29/04/2015 na sección de Galicia,Sindicatos,Tui,UFP

La Unión Federal de Policía vuelve a pedir que se dote inmediatamente de los medios necesarios a los Policías que prestan su servicio en puestos Fronterizos de Tuy y Salvaterra

– Los Policías Nacionales de Tuy y Salvaterra estuvieron en máxima alerta ante la posibilidad de que el homicida cruzara la frontera a España

– Llevamos mucho tiempo pidiendo chalecos individuales para los Policías de la Frontera y vehículos en condiciones para dar la respuesta necesaria a situaciones de este tipo.

– Estas situaciones ponen de manifiesto el riesgo innecesario que corren los Policías Nacionales en la frontera por falta de medios.

La delincuencia trasfronteriza entre España y Portugal no es una novedad, al menos no para los integrantes de las Unidades Policiales de Tuy y Salvaterra.

El famoso caso Canceliñas, que tuvo en jaque a las Policías de ambos países, pudo resolverse gracias a la información recabada por la Unidad de Extranjería de Tuy, identificando a uno de los autores, que llevó a la detención del peligroso fugado.

Ahora, el caso del cuádruple homicidio en Póvoa de Varzim, en el que resultó detenido un vecino de Goián a escasos metros de la frontera española, revela algo que los Policías españoles llevamos reclamando largo tiempo: mejores medios para luchar contra la criminalidad.

La coordinación operativa entre las Policías de España y Portugal es real, se vive a diario en estas Unidades. Ese trabajar codo con codo permite un cierre eficaz de la frontera en el caso de delincuentes huidos, y el intercambio de información constante permite resolver delitos en lados de la frontera común, sea la explosión de un cajero o el robo en una Comisaría de Policía.

¿Cuánto vale la vida de un Policía? ¿Qué valor le damos a nuestra seguridad? En un espacio común sin fronteras donde los delincuentes pretenden campar a sus anchas ¿es razonable que la cooperación policial internacional se vea mermada por la falta de medios?

Las Policías de ambos países seguirán trabajando en sintonía, como hasta ahora, por el bien común: la sociedad. En otras cabezas está el pensamiento de los medios con los que se les debe dotar y, por ende, las limitaciones y cortapisas a tan encomiable labor.