UNICEF distribuye 67 toneladas de ayuda humanitaria para los niños y familias afectados por las explosiones en Líbano

Publicado por o día 25/08/2020 na sección de Social,UNICEF

UNICEF distribuye 67 toneladas de ayuda humanitaria para los niños y familias afectados por las explosiones en Líbano

UNICEF ha podido llevar 18 cargamentos de ayuda humanitaria esencial -67 toneladas en total- a través de dos vuelos y rutas comerciales, para dar apoyo a los niños y familias afectados por las explosiones de Beirut a principios de mes. Los cargamentos incluyen equipos de protección personal, suministros médicos, sanitarios, de higiene y nutricionales.

La organización pudo dar respuesta inmediatamente después de la explosión mediante la distribución de artículos de ayuda que había en stock (se tienen preparados en todo momento por si se produce una situación de emergencia como esta). Al mismo tiempo, UNICEF trabajó para proporcionar suministros humanitarios adicionales localmente en la medida de lo posible, como equipos de protección personal y material para apoyar la atención psicosocial a los niños afectados. Para completar esta ayuda, llegó a Beirut más material procedente del almacén de suministros internacional de UNICEF en Copenhague. Además, está prevista la llegada de más ayuda en los próximos días y semanas.

“Antes de que el polvo lo cubriera todo, los equipos de UNICEF estaban trabajando para garantizar que los suministros humanitarios que se necesitaban urgentemente llegaran a los niños y familias afectadas lo antes posible”, explica Yukie Mokuo, representante de UNICEF en Líbano. “Los niños han visto cómo sus vidas se volvían del revés. Asegurar que las familias tienen cubiertas sus necesidades básicas les permitirá empezar a reconstruir sus vidas y mirar hacia el futuro”.

Al tiempo que el número de casos de COVID-19 sigue aumentando en el país, UNICEF ha podido distribuir equipos de protección y kits de diagnóstico por valor de 3,5 millones de dólares, algo fundamental dado que 10 contenedores con equipos de protección fueron destruidos en la explosión.

“Mientras las familias luchan por recuperarse después del caos de las explosiones, junto con la actual crisis económica y la amenaza adicional de la COVID-19, el apoyo de nuestros donantes y socios ha sido absolutamente crítico, pero aún se necesita mucho más”, señala Mokuo. “Ahora es el momento de que la comunidad internacional apoye al pueblo del Líbano y se asegure de que reciba la ayuda y la asistencia necesarias”.

Los suministros humanitarios se entregaron con la asistencia de las Operaciones Europeas de Protección Civil y Ayuda Humanitaria (ECHO) de la Unión Europea y el Gobierno de Bélgica y mediante una donación de la Fundación Sanofi.

UNICEF ha hecho un llamamiento por valor de más de 46,7 millones de dólares (más de 40,2 millones de euros) para responder a las necesidades urgentes de las familias y los niños en los próximos tres meses. La respuesta estará enfocada en mantener a los niños a salvo; la rehabilitación de los servicios esenciales básicos; y en dotar a los adolescentes y jóvenes de las habilidades que necesitan para ser parte del esfuerzo de reconstrucción de su país, todo mientras la organización sigue trabajando con las autoridades para frenar la propagación de la COVID-19.

Para colaborar con UNICEF: https://www.unicef.es/donacion-fondo-de-emergencias

Comentar noticia

Your email address will not be published.