Verdades y mentiras sobre alimentos

Publicado por o día 30/06/2015 na sección de Alimentación

Verdades y mentiras sobre alimentos

Existen numerosos conceptos y frases hechas respecto a la nutrición que no tienen ningún sustento científico. Se trata de verdaderos mitos sobre la alimentación que pasan de generación en generación y que confunden a muchas personas que tratan de perder peso. Pasemos revista a los más populares:

– Ciertos alimentos engordan

Dicha de esta manera, esta frase es falsa. Tendríamos que expresar que un desequilibrio en el balance alimenticio suele tener como consecuencia un sobrepeso. La prueba de esto son los animales silvestres. No existen animales obesos, con la excepción de los domésticos, cuya dieta es preparada por sus dueños humanos. El animal en condiciones de vida natural dispone de todos los nutrientes necesarios: la clave está en que sólo elige los que su cuerpo necesita.

– Los huevos tienen mucha grasa

No es verdad. En realidad los huevos (en especial los hervidos hasta endurecer) tienen el poder de nuestro apetito y apenas contienen grasa.

– El consumo de carnes rojas produce ácido úrico en nuestro organismo

Todas las carnes (no únicamente las rojas) generan la producción de acido úrico. Es por esta razón que están absolutamente contraindicadas en las dietas de los enfermos de gota.

– Las pastas no deben ser incluidas en una dieta para adelgazar

En general, los platos de pasta incluyen una salsa de tomate (un alimento clásico relacionado con la obesidad) y una abundante porción de queso rallado, lo que aumenta considerable las calorías del Plato. Este es el motivo por el que las pastas siempre eran eliminadas de toda dieta para adelgazar. La verdad es que 12 ravioles tienen la misma cantidad de calorías que 300 gramos de calabaza. Pero cuidado, si a esos ravioles le agregamos una cucharada de aceite con la salsa de tomate duplicamos su valor calórico, y lo triplicamos con una cucharada abundante de queso rallado.

– Las patatas, los boniatos y las calabazas tienen muchas calorías

Falso, de acuerdo al modo en que se cocinen, estos alimentos son verdaderamente Hipocalóricos. Por ejemplo, 100 gramos patatas hervidas solo tienen 105 calorías.

– Las salsas engordan

Esto depende de la salsa. Las que se hacen con tomates, cebolla, ajo y un poco de aceite no engordan si se consumen con moderación.

– La única manera de perder peso es comer menos

No es así. Una de las mejores maneras de perder peso puede ser comer más. Al menos ciertos alimentos. ¿Qué te parece mejor? ¿un puñado de cacahuetes o siete tazas de palomitas de maíz endulzadas con edulcorante artificial? Aunque no lo parezca, ambos alimentos contienen 150 calorías. La diferencia radica en la cantidad de grasa y fibra. Los alimentos que son pobres en grasas y ricos en fibras (como las palomitas de maíz) naturalmente contienen menos calorías que aquellos con mayor contenido de grasa. Gramo por gramo, la grasa contiene el doble de calorías que los carbohidratos o las proteínas.

– Las vitaminas engordan

Contrariamente a lo que la mayoría de las personas piensan, únicamente las calorías de grasas, proteínas e hidratos de carbono proveen energía y pueden producir sobrepeso. Las vitaminas no tienen calorías, por lo que no engordan.

– El pan de trigo tiene más fibras que el pan blanco

Si no se trata de trigo entero, el pan de trigo o el pan blanco son esencialmente iguales. Los dos están hechos con harina de trigo refinada y contienen aproximadamente medio gramo de fibra en una rebanada. La única diferencia real es el color.

– Hay personas que nacen para ser gordas

No es verdad. Aunque es un hecho comprobado que la herencia genética influye fuertemente en el tamaño y forma del cuerpo, no se hereda la obesidad de la misma forma que el color de los ojos o el tono de la piel. En cambio, se puede tener una predisposición genética hacia la obesidad. Esto significa que tener parientes con sobrepeso aumenta las posibilidades, pero no se está predestinado a ser obeso. Para aumentar de peso, se tienen que ingerir más calorías que aquellas que se queman.

– La mantequilla engorda más que el aceite

Falso, a igualdad de cantidades, el aceite y la mantequilla contienen la misma cantidad de calorías. Una cuchara de té de cualquiera de ambos representa 40 calorías.