Vigo logra bajar su tasa de criminalidad pese al incremento de delitos graves

Publicado por o día 24/07/2015 na sección de Vigo

Vigo logra bajar su tasa de criminalidad pese al incremento de delitos graves

Según el balance de criminalidad realizado durante los seis primeros meses del año por el Ministerio de Interior de Vigo, los datos indican un descenso de la tasa de criminalidad en 2015 respecto al mismo periodo de 2014. La bajada es del 3% en faltas y delitos.

No obstante, aunque globalmente el dato general es positivo , la estadística desglosada muestra una preocupante incremento de delitos graves, a excepción de robos con fuerza, hurtos y robos de vehículos.

Haciendo un cómputo total se registraron 4.491 infracciones entre delitos y faltas, mientras que en 2014 se produjeron 5.093, así pues la tasa de criminalidad ha disminuido de 17,09 a 16,5 cada mil habitantes, en tan solo seis meses. Por otra parte han aumentado los delitos en delincuencia violenta y robo con violencia e intimidación, con 176 y 117 casos respectivamente en el primer semestre. Además también se han visto incrementado en un 4% los robos mediante empleo de la fuerza en domicilios, se contabilizan 182, lo que se traduce en que se registra una media de uno al día, también las drogas son un problema y han pasado de 31 a 33.

El mayor incremento pertenece a los homicidios dolosos y asesinatos consumados, un 100%, al haberse producido uno en estos seis meses, en cambio en el mismo periodo del año pasado no ocurrió ninguno.

Hablando de descensos, el mayor se produjo en la sustracción de vehículos de motor, con un 22,9 %, descendiendo en 32 desde junio de 2014 hasta el mismo mes de este año. Los hurtos siguen siendo el mayor porcentaje de infracciones a pesar de la bajada de un 5,4%, pasando de 1.691 a los 1.600, siendo los aparatos electrónicos los favoritos y siendo necesario en los comercios proteger con antirrobos los teléfonos que gozan de gran popularidad.

Sin embargo, el mayor quebradero de cabeza para las fuerzas de Seguridad del Estado siguen siendo los robos a domicilios, que no han logrado frenar de ninguna manera, siendo la época estival, el periodo de máximo peligro.