Vithas Lab recuerda la importancia de realizar controles periódicos del agua de consumo humano para evitar contaminación por metales pesados

La presencia de altas dosis de cobre y plomo en agua de consumo humano puede provocar importantes daños hepáticos, neurológicos, renales, medulares o en el sistema nervioso central.
Publicado por o día 22/03/2017 na sección de Política,Salud,Vigo

Vithas Lab recuerda la importancia de realizar controles periódicos del agua de consumo humano para evitar contaminación por metales pesados

Los laboratorios Vithas Lab recuerdan la importancia de realizar controles periódicos del agua de consumo humano para evitar contaminación por metales pesados, fundamentalmente, cobre o plomo. Hoy, Vithas Lab conmemora el Día Mundial del Agua promovido por Naciones Unidas. Los laboratorios Vithas Lab pertenecen al grupo Vithas que cuenta en toda España con 19 hospitales y 25 centros especializados denominados Vithas Salud.

Según Naciones Unidas, solo el 0,007 por ciento del agua existente en la Tierra es potable sin ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, no por contar con un punto de agua de consumo humano accesible es garantía de que no se produzca contaminación sobrevenida.

En este sentido, Vithas Lab recuerda la importancia de realizar controles periódicos, ya que la contaminación se puede producir no sólo de forma natural (al atravesar los manantiales zonas ricas en estos metales); sino también, debido a vertidos de aguas contaminadas debido a procesos industriales, mineras o lixiviados de vertederos que se arrastran al agua de ríos o manantiales.

Según Ruth Castro, directora del Laboratorio de Medioambiente y Bromatología de Vithas Lab, en Vigo, “se pueden realizar análisis periódicos para detectar este tipo de contaminación cuanto antes y tomar las medidas oportunas”.

Estos análisis se realizan por diversos métodos. El utilizado en Vithas Lab es la Espectrofotometría de Masas con plasma de Acoplamiento Inductivo (ICP – Masas), una técnica “muy precisa y fiable, con bajos límites de cuantificación” que se ve reforzada, además, por la calidad derivada de la acreditación de la norma UNE-EN ISO 17025:2005 concedida por ENAC para el estudio de todos los metales pesados en las aguas de consumo y alimentos.

Unos de los metales más peligrosos para la salud pública son el cobre y el plomo. El jefe de Servicio de Análisis Clínicos de Vithas Lab, Tomás Camacho García, advierte que la contaminación por cobre puede provocar lesiones hepáticas, neurológicas o neuropsiquiátricos; y la contaminación por cobre produce lesiones en la tracto gastroinestinal de donde pasa al hígado, riñón, médula ósea y sistema nervioso central.

Consejos

Para prevenir esta contaminación del agua por metales pesados, Vithas Lab recomienda realizar análisis periódicos del agua; y siempre que surjan sospechas de contenerlos (coloración en el agua, existencia de cercos azulados o parduzcos en las piletas de los cuartos de baño…).

Además, se pueden tomar unas medidas para minimizar el riesgo de contaminación como son dejar correr el agua antes de beberla, especialmente si no se ha utilizado en las últimas horas; no beber agua caliente procedente del grifo; aislar bien las conducciones y manantiales; sustituir las tuberías más antiguas fabricadas con estos metales; y utilizar sólo los pozos y manantiales que estén alejados de vertederos o aguas residuales.

Entre el catálogo de servicios con el que cuenta la División de Medioambiente y Bromatología de Vithas Lab destaca el servicio integral para el control de la calidad alimentaria y medio ambiental que incluye el análisis de aguas de consumo, residuales y lixiviados, marinas, continentales, de piscina, de hemodiálisis, envasadas, depuradas, de riego, refrigeración o termales; destinadas a la piscicultura, de proceso, o agua caliente sanitaria, entre otras.