Vivir retirado en Andorra

Publicado por o día 30/11/2022 na sección de Turismo

Uno de los principales atractivos que tiene Andorra para establecerse y vivir allí es su atractiva fiscalidad. Pero también podrás disfrutar de una gran tranquilidad, y tiene una afinidad cultural con los países colindantes especialmente España. Además, su seguridad física y jurídica hace que sea un paraíso para vivir allí. Pero, existen algunos requisitos para vivir en Andorra que harán que no todo el mundo pueda vivir allí.

Existen diferentes formas de vivir allí puesto que puede ser como trabajador o empleado, como profesional liberal o titulado, empresario o emprendedor, por reagrupamiento familiar, o mediante una residencia pasiva o no lucrativa. Es por este motivo que hoy vamos a conocer más al respecto y te invito a que sigas leyendo.

El permiso de residencia pasiva

Una de las modalidades más frecuentes es el permiso de residencia pasiva, que es un permiso que te autorizará a residir en el Principado de Andorra. Sin embargo, no podrás trabajar en el mismo, por lo que no se necesitará de una cotización obligatoria a la Seguridad Social, puesto que no se considerará al titular como un trabajador activo.

Sin embargo, si se pueden percibir rentas de capital como intereses, alquileres, dividendos entre otros. Además, todas las rentas salariales provenientes del extranjero no tendrán ningún tipo de limitación, por lo que, si se desarrolla una actividad en otro país, los ingresos se pueden utilizar en Andorra sin ningún tipo de inconvenientes.

La inversión en Andorra, un requisito de la residencia pasiva

Para algunos casos los requisitos de vivir en este país implicarán invertir en Andorra una cantidad mínima de 400.000 euros en activos andorranos. Esto puede incluir inmuebles, acciones y bonos de empresas o bonos del Gobierno, entre otros.

También se debe abonar una fianza de 47.000 euros que se descontarán del monto total a invertir, y disponer de un capital líquido que debe equivaler al 300% del Salario Mínimo Interprofesional andorrano. Por otra parte, se debe contratar obligatoriamente un seguro de enfermedad, viejez o invalidez aplicable en el Principado.

La modalidad de residencia pasiva es muy demandada en Andorra

Cada vez son más las personas que optan por este tipo de residencia en Andorra, siendo muy frecuente y demandada por directivos de empresas multinacionales. Estos normalmente cobran del extranjero, y podremos encontrar múltiples perfiles como deportistas o artistas que eligen Andorra como un destino para vivir.

Sin embargo, también existen personas que buscan tener su jubilación en Andorra, porque estas personas no trabajan, sino que viven de su pensión. Además, en muchos casos suelen tener un cierto capital ahorrado, y al vivir de rentas pasivas no se incumplirá con las condiciones que exige Andorra para este tipo de visado.

Los adultos mayores suelen buscar una gran tranquilidad, seguridad, serenidad y naturaleza. Por este motivo, un retiro en Andorra puede sonar perfecto, y únicamente bastará con comprar una vivienda en Andorra para que se pueda vivir los últimos días en las montañas. Sin embargo, la inversión de dinero será grande y no estará al alcance de todas las personas que quieran vivir allí.

Comentar noticia

Your email address will not be published.