Zas, en toda la cara

Publicado por o día 16/04/2012 na sección de Deportes

Zas, en toda la cara

     Un gran Celta y un Balaídos lleno no pudieron con el líder de la 2ª división, el Deportivo de la Coruña. Nada más empezar, corría el minuto 2, el Deportivo se adelantaba por mediación de Riki. La afición se quedó congelada, pero el Celta demostró que no iba dejar escapar el derbi facilmente. El conjunto celeste disponía de ocasiones y de posesión, pero cuando parecía que iba llegar el empate, finalizaba la primera parte.

      Nos ibamos al descanso con un buen sabor de boca, pero perdiendo y el empate tampoco resolvía la situación de un Celta que le pisaba los talones el Valladolid, el cual ya nos ha superado en la tabla.

     Al comienzo de la segunda parte, el Celta volvía salir enchufado, seguía llevando el control e incluso el Deportivo había atrasado sus líneas, pero otra vez, llegaba el gol deportivista, esta vez obra de Lassad. Otro duro palo para un Celta que estaba realizando un magnífico partido sin verse reflejado en el marcador.

      Con 0 a 2 y media hora por delante, había tiempo y el cuadro celeste no tiró los papeles y tirando de casta, lograba el 1 a 2 en el min. 67 y el 2 a 2 en el min. 82, obra del recién salido Catalá.  El partido daba un giro radical y al Deportivo le entraba el miedo de ver como en 15 minutos, le habían empatado el partido. Quedaban 8 minutos y los celestes se volcaron al ataque, pero no pudo llegar la remontada. Cumplido el minuto 90 y los dos equipos pensando que acabaría así el partido, un remate de Borja Fernández en el 91 ponía el 2 a 3 definitivo, un duro palo para un Celta que mereció ganar y no pudo ni sacar un  punto.

Incidentes :

El árbitro recogió el lanzamiento de un par de botellas de plástico por parte de la afición celeste. Horas antes, a la llegada del bus del Deportivo, este fue apedreado por un par de radicales enmascarados.  Además del autobús, la Policía ha recibido varias botellazos mientras realizaban las tareas de seguridad en las cercanías del estadio, una pena que menos de cien celtista, ensucien la imagen de más de 29.000 vigueses que se dieron cita en el derbi del domingo a las 12.