Feijóo ensalza al Parlamento como el lugar en el que late sin cesar el corazón del país y donde “el poder de la palabra” es capaz de aproximar incluso a los que están más distantes

Se refirió a la muestra como el lugar en el que las generaciones próximas no verán a representantes de distintos partidos políticos, sino a gallegos pioneros que dieron voz a un país que no la tenía

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ensalzó este mediodía al Parlamento de Galicia como el lugar en el que late sin cesar el corazón del país y donde “el poder de la palabra” es capaz de aproximar incluso a los que están más distantes.

Lo dijo durante la inauguración de la exposición El Poder de la Palabra: 40 años del Parlamento de Galicia, en el que también destacó como el parlamentarismo gallego, al otro lado de su plasmación institucional, nació “del sentido comunitario del país, del deseo de acordar que inspira a los hijos de esta tierra y a la idea del quehacer colectivo”. Así, el presidente de la Xunta se refirió a la existencia de una Galicia “mancomunada” antes de que que existiesen indicios parlamentarios: “El Parlamento que en esta altura del siglo XXI condensa la representación popular de los gallegos sería la desembocadura de dos grandes afluentes: la tradición dialogante de nuestros ancestros y una tradición democrática común a los países del entorno”, dijo.

En ese sentido, Feijóo puso de manifiesto como tan sólo cuatro décadas después del nacimiento del primer Parlamento gallego, Galicia puede afirmar que este ya está inscrito en su identidad. “El pueblo gallego existe desde la más lejana noche de los tiempos, pero ahora habla, se expresa, debate y confecciona para sí mismo ese ropaje que llamamos leyes”, aseguró, añadiendo que el nacimiento de esta institución hizo que nadie pueda suplantar al pueblo, “ni cabe establecer falsas categorías entre buenos y malos gallegos, porque todos sin distinción tienen la categoría de ciudadanos, con la misma cuota de galleguidad”.

En lo que se refiere a esta muestra comisariada por el profesor Ramón Villares, el titular del Gobierno gallego la destacó como el lugar en el que las generaciones próximas no verán a representantes de distintos partidos políticos, sino a gallegos pioneros que dieron voz a un país que no la tenía.

“El trabajo del Parlamento y el trabajo de los gobiernos de Galicia acreditaron madurez democrática y un enorme sentido institucional porque aquí no hubo ni rupturas ni divisiones. Aquí seguimos trabajando, cada uno desde su perspectiva, para hacer una Galicia mejor, basada en la democracia constitucional y autonómica”, concluyó el presidente de la Xunta.

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario