Micropilotes: qué son y para qué se utilizan

Los micropilotes se utilizan para la consolidación estructural profunda de una cimentación. Esta técnica se basa en hincar los pilotes a presión en el terreno a través de gatos hidráulicos, estos gatos se fijan a la cimentación original mediante placas y morteros de anclaje de alta resistencia. Se trata de una tecnología poco invasiva.

Esta técnica se utiliza cuando la cimentación de una edificación ha sufrido daños o movimientos que ponen en riesgo la estabilidad de la estructura. Uno de los primeros síntomas es la aparición de grietas en paredes y muros, o en elementos estructurales tan importantes como las columnas.

Aparición de grietas

Cuando en un edificio se comienzan a observar grietas en las paredes de diferentes plantas o fisuras en elementos como columnas, hay que realizar un estudio de la cimentación, ya que muy probablemente esta haya sido dañada.

Se debe tener en cuenta que los suelos son cambiantes, es cierto que dependiendo de la zona geográfica se puede dar en mayor o menor medida, pero a lo largo de los años van sufriendo diferentes modificaciones. Algunas naturales, los elementos que componen un suelo van cambiando por actos naturales como la lluvia o los terremotos, en otras ocasiones es el propio ser humano el que con sus acciones va cambiando el estado del suelo.

Solución del problema

La solución pasa por darle estabilidad al suelo, consolidarlo. Aquí es donde los micropilotes hincados juegan un papel fundamental para la consolidación del terreno. Las empresas de cimentaciones se encargan de hincarlos al suelo de la edificación para que esta recupere su estabilidad.

Con este sistema la estructura volverá a ser segura y se detendrá la aparición de nuevas grietas.

Noticias de última hora en Vigo

SIGUENOS EN TELEGRAM

Comentarios (0)
Publicar comentario