Aspas, la gran esperanza del Celta

Por o 02/02/2019 | Sección: 1ª división,Celta,Deportes,Fútbol
Aspas, la gran esperanza del Celta

La temporada actual de la Liga Santander, para muchos el mejor torneo nacional de fútbol del mundo, está teniendo el mismo guión de siempre. Es decir que ahí arriba, a pelear por el primer puesto y la gloria están los de siempre, con el FC Barcelona como líder absoluto respetando la tónica de los últimos diez años, en los que ganó en siete ocasiones, y detrás de él el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Los de Diego Simeone un peldaño por arriba de los de Santiago Solari, pero en todo caso sin poder hasta ahora discutirle mucho a los de Ernesto Valverde, que pese a ser tachado de conservador está teniendo razón en cuanto a resultados.

Sin embargo, existen otros detalles de este campeonato en lo que nos podemos fijar para poder disfrutar también de otros tipos de luchas que no siempre tienen que ver con la victoria del campeonato. Entre la batalla para el cuarto puesto, que significa Champions League, y la lucha para no descender a Segunda División, varios equipos están involucrados en situaciones complicadas pero a la vez que dan muchos estímulos. Entre ellos está sin duda el Celta de Vigo, que después de unas cuantas temporadas jugando un buen fútbol y apuntando a Europa, está ahora coqueteando con el descenso.

El conjunto entrenado por Miguel Cardoso se encuentra, de hecho, en el antepenúltimo lugar de la tabla, tras haber cosechado apenas 21 partidos en 21 partidos, es decir que tiene un promedio de 1 solo punto por encuentro. Si bien el conjunto gallego tiene todavía unas cuantas posibilidades de evitar bajar al infierno de la Liga 123, por el momento no se entrevé una salida de esta crisis de juego y de resultados. El dato que puede parecer bastante extraño a los que aman analizar el fútbol con estadísticas es el siguiente: el Celta cuenta con el cuarto ataque de todo el torneo por goles marcados hasta ahora, con 33 goles al activo. Sin embargo, la pésima gestión del juego defensivo ha hecho que los gallegos encajaran 36 goles, con un saldo negativo de tres que los hizo bajar hasta el pozo del descenso. La gran esperanza del Celta es, entonces, la de aferrarse a sus delanteros.

En especial a su capitán Iago Aspas, uno que quiso volver a Vigo para hacer la historia con el equipo de su corazón. Lesionado hace unas cuantas semanas en el gemelo, el número 10 es el jugador más decisivo de la Liga hasta ahora, como demuestran las cifras que siguen: con él en el terreno de juego el Celta tiene una diferencia de 1,54 goles por partido, un número muy elocuente. De hecho, desde su lesión el conjunto vigués ha perdido todos los partidos y por eso ahora se encuentra envuelto en el peligro.

Su vuelta, que está al caer, es entonces la principal esperanza de su equipo, que necesitará sus goles como el pan para alejarse del descenso y quedarse en Primera.

Comentar noticia

Your email address will not be published.