Evolución de las peluquerías hasta nuestros tiempos

Publicado por o día 30/09/2017 na sección de Empresas

Evolución de las peluquerías hasta nuestros tiempos

Las peluquerías son un tipo de servicio que nunca pasa de moda. No importa en dónde vivamos; por ejemplo, si queremos encontrar peluquerías en Barcelona, Valencia o Vigo, con tan sólo dar una vuelta por la ciudad, seguro que nos encontramos más de un establecimiento en el que hacernos el arreglo de pelo que estamos buscando.

Ahora bien, existen algunos centros especiales, cómo “Pódame”, que se alejan del concepto de peluquería convencional, ofreciéndonos un estilo muy moderno, además de poco convencional. Cuentan con una clientela consolidada a sus espaldas, con confían en ellos a la hora de cambiar de estilo. Además, son muy valorados a lo largo de las redes sociales, están bien posicionados en Google, así como en diversos directorios temáticos.

¿Te gustaría saber cómo ha cambiado la peluquería moderna, hasta convertirse en el sofisticado centro de belleza que visitamos de forma continuada? En los siguientes puntos vamos a hacer un breve recorrido en la historia.

Un poco de historia sobre las peluquerías 

¿Sabías que las primeras peluquerías datan, nada menos, que del Antiguo Egipcio? Por lo menos, esto es lo que indican las referencias con las que se cuenta. Por aquel entonces, los únicos que podían tener un pelo elegante eran los gobernantes, así como las diferentes personas que tenían una cierta influencia. Ellos se dedicaban a cuidar su cabello, así como a acudir a ciertos centros rudimentarios en dónde habían descubierto un elemento que les permitía cambiar el color de su cabello, en tonos caobas o rojizos (elementos que más adelante terminaría dando lugar al tinte con el que contamos hoy en día).

Avanzando un poco más en el tiempo, los griegos siguieron con este modelo de belleza, a través del cual se buscaba mejorar el cabello, pero también el rostro, incluso hasta el cabello. Los peinados crecen en detalle en esa época, aparecen las largas melenas con ondas, con movimiento y con un gran volumen. Son tan importante estos centros que en este punto del tiempo es cuando aparecen las primeras peluquerías.

A lo largo de la Edad Media, todos estos avances que se habían logrado se estancaron; no cambió nada hasta que llegamos a XVII en Francia. Gracias al periodo del Renacimiento, empezarían a imponerse gustos y estilos que, debido a que causaron sensación, terminarían extendiéndose a lo largo de todo el mundo. Debido a que las exigencias eran tan elevadas, los hombres y las mujeres de Francia hicieron que el arte de la peluquería evolucionara de una forma considerable.

En el siglo XX, la moda se une con el arte de la peluquería, adquiriendo tal importancia que terminaría por concebirse como una disciplina. Se busca la rapidez y la comodidad, pudiendo hacer peinados de renombre, en el mínimo tiempo posible.

Los peinados masculinos también han evolucionado mucho: a lo largo de los tiempos los hemos podido ver en infinidad de estilos, de colores, así como en muchas medidas.

Siempre que entre en una peluquería Barcelona, Madrid, Vigo o en cualquier otro centro, ten en cuenta la larga evolución de estos centros hasta nuestros días.