¿Qué es el gresite para piscinas y cuáles son sus ventajas?

Por o 08/08/2017 | Sección: Hogar

Si finalmente has decidido iniciar la construcción de una piscina en tu casa o en tu negocio, hay varios detalles que debes tomar en cuenta, además de que no tardarás en notar que tienes dos opciones: Elegir materiales de buena calidad a precios elevados, o elegir materiales de poca calidad para que la construcción no sea muy costosa.

Es muy importante que analices la situación y seas consciente que una piscina mal construida puede acarrear muchos problemas e inconvenientes, tanto para los bañistas como para el inmueble.

Para evitar cualquier tipo de problemas, recomendamos usar materiales de la mejor calidad, materiales que sean resistentes ante golpes, productos químicos o a la misma presión del agua.

El Gresite es uno de los mejores materiales que puedes usar, siendo una de las opciones más populares en las construcciones modernas gracias a su confiabilidad y su estética, haciendo que cualquier piscina se vea increíble.

¿Qué es el gresite y por qué es tu mejor opción?

Actualmente, cuando una persona o negocio desea empezar con la construcción de una piscina, tiene en cuenta dos tipos de revestimientos: el gresite o el vítreo. Y para que puedas tomar una mejor decisión, te vamos a hablar sobre ambos.

El primero de ellos, el gresite, es un material de origen español y es cristal plano que ha sido reciclado, pero de una calidad increíble. El segundo, el vítreo, es de origen italiano y está hecho de pasta de cristal. Estos dos materiales son los más usados al momento de mejorar el aspecto de cualquier piscina en el mundo.

Se pueden hacer distintas formas y figuras con cada uno de estos materiales, los dos tienen cualidades muy buenas, destacando su durabilidad y eficiencia. Sin embargo, la principal diferencia es que el gresite tiene esquinas redondas y el vítreo de punta; además de que el gresite tiene un bloque compacto.

Actualmente el gresite se ha convertido en el material más usado, superando a todos los tipos de revestimientos, siendo la mejor opción para hogares y negocios. Aunque los gustos pueden afectar cualquier decisión, el montaje de material siempre inclina la balanza hacia este material.

Este azulejo se encuentra disponible en una gran variedad de formatos y colores, dando un mejor aspecto a la piscina y, al tener puntas redondas, se ahorra dinero en cualquier trabajo adicional para asegurarse de evitar accidentes. Otra gran ventaja que podemos destacar sobre este material es que, en caso de colocarse mal, se puede acomodar con unos simples toques que disimulen el error, mientras que los otros revestimientos puedes ocasionar cortes en los pies y en los codos.

El montaje

El gresite para piscinas se puede montar usando cuatro tipos de soportes: maya, papel, punto pvc y lámina transparente.

Con la lámina transparente, el azulejo se coloca en una plancha transparente, ocasionando que los colores se vean con mayor claridad. Un día después de su instalación, se debe retirar el plástico usando las manos y tras ello, la piscina estará lista para usarse. Suena bastante práctico ¿verdad? Por el momento es un sistema bastante nuevo, así que algunos especialistas aún no ofrecen este servicio. Pregunta sobre su disponibilidad.

Si se usa papel, el gresite se adhiere o se pega a una plancha de este material. Es el método más económico. Una vez que se haya colocado, espera al siguiente día y retira el papel engomado usando agua caliente.

En el caso de Maya, se tienen que usar cuadrículas de fibra o de plástico. Se coloca en la huella del gresite y, aunque es el sistema más costoso, termina ahorrándonos una buena cantidad de tiempo.

El montaje por punto PVC es el método más usado para instalar este azulejo en las piscinas. Se coloca una gota de PVC líquido, se espera a que solidifique y la pieza quedará compacta y muy bien adherida.

Recomendamos usar el sistema de PVC o Maya, ya que con estos es casi imposible que una pieza se desprenda.