Mantenimiento de la caldera en verano

Por o 25/06/2018 | Sección: Hogar

La caldera (tanto como si es una caldera de gas natural, como de cualquier otro tipo de combustible) pasará a un segundo plano en el momento en el que empiezan a subir las temperaturas. Esto hace que nos olvidemos parcialmente de ella, ya que no funcionará a tanto rendimiento como en invierno.

Es bastante común que, al no haberle dado un mantenimiento adecuado, nos encontremos con que la caldera ya funciona, o que funciona incorrectamente.

La función de la caldera en verano es darnos agua caliente, aunque muchas personas utilizan casi en su totalidad el agua fría. Es por ello por lo que podemos aprovechar ese momento para llevar a cabo el mantenimiento de la caldera en verano sin que estas tareas puedan suponer ningún problema que, incluso, pudieran derivar en el corte del suministro.

A continuación te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a mantener la caldera en verano:

Tips para conseguir un buen mantenimiento de la caldera en verano

Comprobación de componentes: Lo primero que tendremos que hacer y que tendremos que seguir haciendo durante todo el verano, es comprobar que todos los elementos funcionen como deberían. Comprueba la instalación de gas, la limpieza, el circuito de calefacción, la limpieza, la combustión, haz un análisis de la instalación, etc. Si haces esta revisión entre los meses de otoño evitarás cualquier sorpresa desagradable cuando llegue el invierno.

¿Cuidados especiales para esta estación? Por lo general no habrá que llevar cuidados especiales para esta estación; de hecho, tal y como hemos comentado, lo más normal es que las calderas trabajen menos llegado este momento del año. Simplemente la tendremos que revisar de vez en cuando para evitar posibles problemas.

Control de la presión: Las calderas (tanto como si son analógicas, como si son digitales), llevan un indicador de presión que debería de estar comprendido entre los 1.2 y los 1.5 bares. Sin embargo, conviene echar un vistazo al manual del fabricante para analizar si la presión debería de estar comprendida en otros niveles.

Uso regular: Como ya sabes, muchos aparatos dejarán de funcionar con el paso del tiempo, o bien no conseguirán hacerlo a pleno rendimiento. Esto es algo que también le puede pasar a tu caldera. Quizá no es un problema habitual en tu casa, pero si que lo es en segundas viviendas en las que las calderas tan sólo trabajarán unas semanas al año. Esto entrañará un riesgo de importancia.

Encendido: Para conseguir llevar un mejor mantenimiento de la caldera es importante que la tengamos encendida durante unos 10 minutos más o menos. No será necesario que lo hagamos todos los días, ya que con unas 3 veces durante toda la temporada será más que suficiente. Así lograremos que esté preparada para cuando le tengamos que dar un mantenimiento más intensivo.

Servicio de mantenimiento: Contrata a un servicio de mantenimiento y no tendrás que preocuparte de nada. Ellos se encargarán de analizar el funcionamiento de la caldera y de actuar en base a lo que pueda ocurrir.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.