Remedios naturales para la candidiasis genital

Combate los molestos síntomas del hongo cándida con alternativas naturales y fáciles de conseguir.
Publicado por o día 27/06/2017 na sección de Salud

La candidiasis (candidosis, moniliasis) es una infección generada por diversas variedades del hongo cándida, especialmente candida albicans. La infección de las membranas mucosas, como ocurre en la boca o la vagina, es frecuente entre las personas con un sistema inmunológico normal.

Los síntomas que presenta la candidiasis genital son el enrojecimiento y edema de los labios menores que se puede extender hacia labios mayores, periné, pliegues inguinales e interglúteo, acompañado de prurito y “quemazón”. La misma afectación puede afectar a genitales externos masculinos.

LOS HONGOS, UN PROBLEMA SALUDABLE TANTO PARA HOMBRES, COMO PARA MUJERES Y QUE DEBE DE SER SOLUCIONADO

Aunque no es una enfermedad grave, es importante tratar una infección por cándida tan pronto como empieces a notar estos síntomas. Además de minimizar la incomodidad, el tratamiento temprano reducirá el riesgo de propagación de la infección y evitará que el problema derive en algo peor, ya que aunque no se considere enfermedad, sino infección, las consecuencias de un mal tratamiento pueden ser graves.

Desde https://hongos10.com/ podremos encontrar remedios naturales para tratar estas molestias. Remedios que realmente funcionan, avalados en el blog de Cristina Fernández y por el testimonio de muchas mujeres que los han probado y manifiestan estar realmente contentas con su eficacia y resultado.

Empezamos con el ajo. El ajo tiene un número de compuestos que contienen azufre y que le dan propiedades anti fúngicas naturales que ayudan a combatir las infecciones por cándida. Es una buena idea incluir el ajo en su dieta regular debido a sus numerosos beneficios para la salud. Tomar de 2 a 4 dientes de ajo al día es una práctica saludable que nos ayudará a controlar y mitigar la infección. En el caso de que ya esté muy propagada podemos triturar el ajo (esto ayudará a liberar sus propiedades beneficiosas), para aplicarlo en la zona afectada y acelerar el proceso. Sin duda será un buen aliado.

A continuación hablamos del Aceite de coco como podemos ver también en el blog de Cristina Fernández. Funciona como un remedio eficaz para la candidiasis debido a sus ácidos grasos de cadena media como el áurico, caprílico y cáprico. Los estudios demuestran que estas grasas saturadas tienen propiedades antimicrobianas que ayudan a matar los hongos de la cándida sin dar lugar a la aparición de cepas de cándida que son más resistentes a otros tratamientos antifúngicos. Aplicando aceite de coco en la zona afectada unas 3 o 4 veces al día notaremos una mejora significativa en poco tiempo. Al igual que con el ajo, también es una práctica saludable incluirlo en nuestra dieta diaria, sin excedernos con la dosis.

El yogur es conocido por todos por la cantidad de propiedades positivas que aporta a nuestro organismo. Los probióticos presentes en el yogur son útiles en la lucha contra la candidiasis gracias a la producción de ácido láctico. Consumir yogur diariamente ayuda a regularizar tu flora vaginal y fortalecer tu organismo. Numerosos estudios han comprobado que las mujeres que consumen yogur tienen menor número de probabilidades de tener una infección vaginal como la candidiasis.

Otro alimento saludable y de gran ayuda son los arándanos. No sólo sirven para las infecciones de la vejiga, sino que también se usan para aliviar las infecciones por hongos. Los arándanos son un conocido tónico reproductivo para la mujer. Beber zumo de arándanos sin endulzar ayudará a restaurar el equilibrio sano de pH en la vagina, combatiendo así la probabilidad de aparición de hongos.

Hemos dejado para el final el último  y posiblemente el más popular, del que todos hemos oído hablar. Se trata del vinagre.
El vinagre e un potente antibacteriano y un antiséptico natural. Ayuda enormemente a restaurar la flora vaginal y a eliminar los microorganismos causantes de la candidiasis de manera rápida y efectiva.

Para usarlo en el tratamiento, verteremos 125 ml de vinagre blanco en 1 litro de agua. Lavaremos la parte afectada con una gasa estéril y sin aplicarlo directamente, ya que la acidez del vinagre podría empeorar la irritación. Es aconsejable diluirlo en agua y proceder lentamente. Repitiendo este proceso un par de veces al día veremos como los síntomas de la candidiasis desaparecen gradualmente en pocos días.