Seguridad al Viajar Con un Recién Nacido

Por o 14/02/2019 | Sección: Bebés,Motor
Seguridad al Viajar Con un Recién Nacido

Mientras que ‘puedes’ viajar y volar con un bebé recién nacido, no significa que deberías. Aquí está lo que necesitas saber si es necesario viajar con un recién nacido.

Volar Con un Bebé

Tendrás que preguntar a la aerolínea específica que estas usando. American Airlines, por ejemplo, dice que no permiten que los bebés más jóvenes vuelen, incluyendo ‘recién nacidos (con un periodo de siete días desde el parto) a menos que los padres o tutores tengan un certificado médico que indique que el viaje está autorizado’. Así que un bebé con más de dos semanas tiene permitido volar.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea una buena idea.

Viajar Con un Bebé

No es tanto por los niveles de oxígeno, la presión de la cabina del avión o los efectos de la altitud. Tampoco está comprobada la conexión entre el viaje en avión y la SIDS.

En su lugar, la mayoría de los expertos sugieren que se limite el contacto de los recién nacidos y niños más pequeños a los grandes grupos de personas para que no se enfermen. Al viajar a través de un aeropuerto, en un avión, y luego visitar un montón de miembros de la familia, es probable que tu bebé se exponga a enfermedades virales y otras infecciones, lo cual es el mayor problema en cuanto a viajar con un bebé de manera segura.

Las vacunas para prevenir enfermedades también son un problema a esta edad, ya que tu bebé no ha tenido tiempo ser vacunado ni protegido por completo contra estas infecciones. Desde el sarampión y tos ferina, hasta la gripe, no es una buena idea exponer a un recién nacido a estas enfermedades de manera innecesaria.

Viajar también puede ser estresante para una nueva mamá y el bebé al mismo tiempo, en especial si tu vuelo ha sido retrasado o cancelado. Además, agrega a todo esto las cosas que necesitas para tu recién nacido, incluyendo ropa, pañales, biberones, etc., y por supuesto, un asiento de bebé para el avión; el viaje se puede volver muy difícil.

A menos que viajar sea esencial, como si hubieras adoptado al bebé y necesitas volver a casa, lo mejor es esperar a que el bebé sea más grande, con un sistema inmunológico más maduro y con un horario más predecible, cuando ya tenga alrededor de dos o tres meses.

Ten en mente que ni la Academia Americana de Pediatría o la FFA tienen recomendaciones específicas o consejos acerca de viajar con bebés recién nacidos además del consejo general de utilizar el asiento para bebé.

Si estás determinada a volar con tu bebé, deberías:  

  • Preguntar la opinión de tu pediatra
  • Llevar ayuda contigo
  • Tomar un vuelo sin escalas
  • Volar durante una temporada que no tenga mucha demanda

Y lo más importante, prepárate para todo.

¿Un bus o tren sería mejor? No en realidad, ya que estarías exponiendo a tu bebé a tantas personas como en un avión.

Conducir Con un Bebé

¿Conducir con un bebé recién nacido sería una mejor alternativa?

Aunque conducir sería una mejor alternativa a volar con un recién nacido, ya que tu bebé estaría expuesto a menos personas, conducir puede ser estresante para la mamá y el bebé, especialmente durante un viaje largo, es posible que debas parar cada cierto tiempo para alimentar, cambia pañales o simplemente calmar al bebé. Al contrario de volar, conducir con el bebé es menos complicado en cuanto a la salud y la seguridad, ya que no estarán expuestos a tantas personas.

Los padres de un recién nacido son más propensos a la falta de sueño, lo cual no es una buena condición para un viaje en auto de larga distancia.

La conclusión es que deberías posponer tus viajes hasta que tu bebé sea algo más grande, a menos que viajar sea importante e imposible de posponer.

Comentar noticia

Your email address will not be published.