La discriminación en la Policía Nacional con la ciudad de Vigo se muestra más que nunca en su día grande

La Confederación Española de Policía denuncia que deniegan medallas policiales a agentes que han puesto en riesgo su vida o han realizado grandes operaciones policiales mientras premian el servicio político de mandos policiales, un hecho por el que acudirán a los tribunales
Publicado por o día 04/10/2022 na sección de Vigo

La discriminación en la Policía Nacional con la ciudad de Vigo se muestra más que nunca en su día grande

Mañana miércoles se celebra en Vigo el día grande de la Policía Nacional en la ciudad, celebran el día de sus patronos, Los Santos Ángeles Custodios. Un día que debería ser, en esta institución policial un día de festejo y orgullo de pertenencia, si bien, con el paso de los años y gracias a la mano de sus jefes políticos está acabando con una fecha tan señalada para ellos.

Y es que en estos actos se condecoran y distinguen a los agentes policiales que por su trayectoria profesional o mérito en una actuación policial han destacado el año anterior o a lo largo de su carrera profesional. Lo que ha sido aprovechado por los mandos para premiar o dar prioridad “a los suyos” en demérito de otros agentes que se lo merecen.

Mañana en Vigo, en el día grande de la Policía, este sindicato acompañará a sus doce compañeros que serán condecorados por su innegable trayectoria profesional, pero no estarán todos. Y es que frente a los 38 policías nacionales que recibieron medallas en A Coruña, merecidas todas, Vigo, la ciudad más grande de Galicia ha sido relegada una vez más a un segundo plano.

¿Y es que los agentes de la Policía Nacional en Vigo no sangran, no reciben palos, no trabajan?

Pues hay que recordar a los mandos policiales que sí trabajan, y mucho, remarcan desde el sindicato policial CEP, y recuerdan que durante el último año han desarticulado mafias de trata de seres humanos y bandas organizadas del narcotráfico, han detenido a componentes de mafias italo-croatas que han asaltado las viviendas de esta ciudad, se han partido la cara para mantener el orden en las calles más peligrosas de Galicia, y así se lo pagan.

El colectivo policial de Vigo ha visto como las medallas se han ido para otro lado y no para los que hicieron mérito para recibirlas, y es que la Administración ha vuelto a dar medallas pensionadas a comisarios a los que la Justicia se las retiró hace un año, una medalla, con distintivo de plata, que lleva aparejado un incremento vitalicio de la pensión equivalente al 15% del sueldo base y es la más alta distinción en vida que puede recibir un policía nacional, y deniega medallas, a los agentes que ponen en riesgo su vida en las calles y que sólo llevan aparejado un reconocimiento profesional que llena de orgullo a quien es distinguido.

Y es que cada año se demuestra que la concesión de estas medallas es más una actuación administrativa tomada a capricho y conveniencia para premiar de manera arbitraria a los amigos, basándose sólo en el deseo de la Administración, un hecho impropio de un Estado Social y Democrático de Derecho.

La reiteración en la concesión de estas medallas por parte del Ministerio del Interior y el olvido de los compañeros que arriesgan su vida supone una vergüenza y una falta de respeto a todo un colectivo, y esa es una razón más para el sindicato CEP para asistir a unos actos y plantar cara directa a la injusticia y reclamar a “los que se van a sacar la foto en un día que no es de ellos” que sean justos con la concesión de unas medallas que dignifican y dan valor a su profesión.

Es por lo que la CEP ha decidido poner en mano de sus servicios jurídicos estos hechos a fin de que las medallas lleguen a quien se lo merecen y no sirvan para pagar prebendas, y para ello desde ya cuenta con dos de los despachos jurídicos más importantes de Galicia y afincado en la ciudad de Vigo y que cuentan gran experiencia en la Policía Nacional, se trata de las abogadas María Jesús Martínez Borjas y Elena Ferreiro.

Desde CEP abogan por recuperar un día que es de todo un colectivo y de sus familias, y que con orgullo de pertenencia puedan volver a festejar públicamente en los años venideros sin que la mano del amiguismo de la Administración discrimine nuevamente a los agentes de su ciudad, y que se reconozca con la imposición de la Medalla al Mérito Policial a quien sí hizo méritos para ello.

Comentar noticia

Your email address will not be published.