Los folletos de publicidad impactan en la opción de compra

Los folletos crean una gran impacto en el cliente incluso en la era digital, y siguen siendo un gran medio para fijar la opción de compra.
Por o 05/04/2019 | Sección: Eventos
Los folletos de publicidad impactan en la opción de compra

En un tiempo en que un 20% de la población hace la compra a través de la red o de aplicaciones móviles y en que la mayor parte de la publicidad se lleva a cabo por canales audiovisuales, se siguen editando folletos publicitarios en papel, pero lo curioso es que tienen un gran impacto en los compradores.

Las grandes superficies de alimentación suelen editar un folleto mensual que también se puede consultar en sus sitios web, sin embargo, son los folletos de papel los que ayudan a decidir las opciones de compra.

Según la literatura promocional de publicidad y marketing estos folletos son acciones promocionales que han de surtir efecto a corto plazo. Y así es, porque en el caso de los folletos de supermercados de alimentación, estos ayudan a reforzar la opción de compra en un 90% de los casos, mientras que en un 80% crean una opción de compra nueva.

Así que no es extraño que las marcas busquen su espacio en ellos creando promociones.

Ofertas en función de las distintas estaciones del año

La tendencia es hacer folletos temáticos en función de cada mes o temporada estacional porque eso de las temporadas no es únicamente cosa de la moda del vestir, también lo ha adoptado el comercio de la alimentación.

Fragmentar las ofertas en función de las distintas estaciones del año es algo habitual en los folletos de grandes superficies de alimentación, basta con ver las portadas de los proximos folletos Aldi. Estos supermercados han ido incorporando a sus folletos y por ende a sus tiendas, otros productos más allá de los de alimentación. Ya hay espacio para menaje de cocina, juguetes, objetos de papelería y hasta ropa.

La idea es ofrecer ofertas sorprendentes que consigan movilizar a clientes de supermercados de la competencia para que conozcan el suyo. En un momento en que la oferta de supermercados de alimentación es más amplia que nunca, la compra diaria se suele realizar por motivos de proximidad, mientras que el principal motivo que hace que el comprador se mueva de su área de influencia para hacer la compra es el ahorro.

¿Hay tiempo para leer folletos de papel?

Parece ser que sí, lo hace una de cada 3 personas a quienes se les entrega con la compra y 1 de cada 2 que lo toma por sí misma. Se calcula que su contenido tiene una influencia en la decisión de compra de un 70%.

Lo mismo ocurre con los folletos de tiendas especializadas, hay tiendas que han llegado a conseguir que sus catálogos se conviertan en objetos de deseo por sí mismos y esto pasa, ¿Cómo no? con los catálogos de marcas de moda y perfumería de lujo, que consiguen crear auténticas joyas de la edición. E incluso hay quien los colecciona.

El folleto sirve como un modo de imprimir carácter a la tienda

Y también de dar a conocer la filosofía de la misma. Es a su vez un escaparate en el que las marcas que se venden en ella puedan mostrar sus ofertas -ver catálogo Jafra 2019– aunque en un mundo tan cambiante como el actual muchas de éstas prefieran hacer las promociones casi en tiempo real.

Llegar a las manos del cliente final es la gran aspiración del marketing publicitario, pero para ello se hacen grandes tiradas de folletos y muchos de estos van a ir directamente de los buzones abarrotados de publicidad a la basura.

¿Hace falta este despilfarro? Los ecologistas ya han puesto el grito en el cielo y han creado acciones para tratar de ponerle freno, pero las grandes superficies no piensan en los folletos que se van a la basura sino en los que consiguen dar en la diana y modificar la opción de compra de sus clientes. También usan folletos de papel para anunciarse los comercios de proximidad y hasta las discotecas. El vehículo es muy antiguo, pero parece ser que va a resistir mucho tiempo más.

Comentar noticia

Your email address will not be published.