¿Qué puede aportar un call center a tu empresa?

Casi todo el mundo ha oído hablar de ellos, ¿pero qué son y cómo pueden ayudarte si tienes un negocio?.
Publicado por o día 23/11/2017 na sección de Empresas

Cada vez hay más empresas que recurre a los servicios de un centro de llamadas, que es lo que significan en realidad las palabras call center, por lo que es natural que en alguna ocasión hayamos oído hablar de ellos. Aunque se tiene claro que en este tipo de centros se realizan llamadas telefónicas, lo cierto es que resumirlo solo en esto es demasiado escueto. Es verdad que todo el servicio se presta por teléfono, pero no consiste únicamente en hacer o recibir llamadas. Veamos de forma algo más extensa qué es y por qué deberías pensar en contratar uno si tienes una empresa.

¿Qué hace un call center?

Como hemos comentado, un call center es un centro telefónico, donde se presta servicio a través de llamadas. Este servicio puede variar en función de la empresa para la que se haga el trabajo. Pueden ser llamadas para ofrecer una promoción, atender dudas respecto a alguna cosa relacionada con la empresa, dar asistencia técnica o atender a clientes con diferentes necesidades.

Este centro puede ser privado, prestando sus servicios a una sola empresa, o contar con diferentes secciones para trabajar con varias a la vez. En el primer caso, lo normal es que se trata de personal propio, formado por la empresa para hacer este trabajo. En el segundo, es un servicio externo con el que se puede tener una atención personal al cliente sin tener que invertir tiempo, dinero y otros recursos.

Cómo se equipa un centro telefónico

Hay una serie de elementos comunes en estos centros. Todos ellos necesitan personal especializado y con formación en asistencia telefónica, así como un sistema de comunicaciones potente, apoyado por ordenadores con los que se puede trabajar en tiempo real mientras se está al teléfono.

En cuanto al espacio, se requiere un lugar aislado, preferiblemente con puestos individuales que permitan estar manteniendo una conversación con alguien sin que las personas de los lados se enteren o no puedan hacer el mismo trabajo. Por tanto, si se trata de un centro dedicado a una sola empresa, hará falta un espacio exclusivo para este servicio, o de lo contrario las interrupciones serán continuas.

¿Cuál es la ventaja de tener un call center?

El mayor beneficio que ofrecen los call centers es sin duda el ahorro, como ya hemos mencionado. Invertir en equipo, personal e instalaciones está justificado solo para grandes compañías, que cuentan con recursos para formar a los trabajadores sin tener que perder tiempo en ello. Una empresa que no puede estar pendiente de si la persona que atiende el teléfono sabe dar al cliente la atención que necesita puede contratar un centro y ahorrarse todo esto.

Además, al estar formado por personal con experiencia, el equipo de trabajo que se encarga de atender a tus clientes podrá dar una atención más ágil, eficaz y profesional. El resultado es una imagen mucho más agradable de cara al público, sin tener que llegar al punto de que haya que conectar con alguien encargado de la empresa.

Cuando se trata de lanzar una campaña de marketing telefónico, que suele tener una duración concreta, también es interesante hacerlo a través de este servicio. Además de tener formación en ventas y aguantar mejor las respuestas negativas de los números que hay en la base de datos, cuando la campaña termina la empresa responsable del call center destinará esos agentes a otras campañas, lo que evita tener que reubicar por nuestra cuenta al personal o dar por finalizado su contrato.

Si tienes una empresa y quieres dar a tus clientes una atención profesional, deberías plantearte contratar estos servicios.