¿Cómo conseguir relaciones sentimentales respetuosas y duraderas?

Por o 29/03/2019 | Sección: Hogar
¿Cómo conseguir relaciones sentimentales respetuosas y duraderas?

La boda no es la meta que consolida una relación de pareja, es el inicio de una vida juntos. Por ello, es normal que surjan situaciones tensas y complicadas, pues implica la unión y convivencia de dos personalidades distintas. A medida que el tiempo pasa, el conocimiento entre ambas personas aumenta, lo cual se traduce en bienestar y en una mejora de todo aspecto relacionado con la vida post-boda.

Las relaciones de pareja deben construirse antes de darse el “sí, quiero”. Estas palabras no actúan de forma mágica haciendo que dos personas se amen y respeten para toda la eternidad. Conseguir que una relación dure en el tiempo, y que el amor sea el nexo de unión, requiere de un gran esfuerzo por ambas partes. El propósito es anteponer los intereses ajenos a los propios, este ejercicio de empatía contribuirá a caminar en una misma dirección: el bienestar mutuo.

El día de la boda, es un acontecimiento especial, donde los novios procuran que todo sea perfecto. Desde el arreglo personal hasta los detalles de boda, todo está pensado para que sea una fecha memorable y rebosante de felicidad y amor. Pero se ha de recordar que, este evento abarca solamente unas horas, lo realmente importante son el resto de días que le acontecen. La estabilidad matrimonial es algo que se debe cultivar a diario.

El entendimiento

La unión de dos personalidades implica la fusión de dos formas de pensar y de sentir. Esto es debido a la diferente educación recibida en casa, cada familia inculca una serie de valores y principios concretos. Las personas que comparten una misma cultura suelen tener más puntos en común que el resto de parejas dispares. Pero en todos los casos, intentar entender los porqués de ciertas formas de actuar es fundamental para contribuir al éxito matrimonial.

Para alcanzar un grado satisfactorio de entendimiento, es preciso pasar el máximo tiempo posible juntos, y que el tiempo compartido, que sea de calidad. Para ello, escuchar y prestar atención es el mejor de los consejos. Cuando dos personas que se quieren, conversan con sinceridad, se fortalece la relación y se reafirman los votos realizados el día de la boda. El “sí, quiero” cobra aún más valor que el momento en el que se pronunció.

La vida en pareja

Los detalles del tipo desayunos y regalos a domicilio también contribuyen a mejorar la relación, pues son pinceladas de interés sincero. Cuando un cónyuge recibe este tipo de acciones siente en su interior el profundo cariño que le profesa su pareja.

Pero, el ritmo de vida y el estrés que esta sociedad impone, puede hacer que la relación de pareja se resienta. Los trabajos monótonos y repetitivos, la insatisfacción laboral, las deudas y un largo “etcétera” de diferentes motivos pueden hacer que la existencia no sea tan agradable como se había planeado. Esto resulta demoledor en un matrimonio.

Además, la rutina puede hacer que se den por sentadas situaciones en el hogar, lo cual puede aparentar cierto desinterés y desprecio por el trabajo ajeno. Estas situaciones tienen su repercusión en la vida sexual de un matrimonio, en especial para el género femenino. Buscar maneras sobre como aumentar el libido en la mujer es responsabilidad de ambos cónyuges, pues es una situación que afecta por igual. Las relaciones íntimas son ocasiones para manifestar y reafirmar el amor que se siente por la otra persona.

Los regalos

Algunas parejas tienen por costumbre hacerse regalos para demostrar el amor que se tienen el uno hacia el otro. Es una opción muy interesante, pero siempre se debe recordar que un pendiente o un anillo, no sustituye al cariño y respeto que se debe de manifestar a diario.

Los regalos más simbólicos, y que más contribuyen a recordar el compromiso adquirido, son los que incluyen algún tipo de mensaje grabado. En la página web www.hechizodeplata.com se pueden encontrar diferentes opciones sobre este respecto.

El matrimonio es una unión que se debe conservar en el tiempo, surgirán problemas que desestabilicen un poco la vida de pareja, pero mientras la solución resida en una conversación sincera y en tomar, y respetar, una serie de medidas, nunca se debe permitir que un matrimonio acabe en naufragio.

El día de la boda no es el final de una relación sentimental, sino el inicio de la misma. Conseguir que el respeto y el amor perduren en el tiempo es cuestión de empatía y procurar el bienestar ajeno.

Comentar noticia

Your email address will not be published.