¿Cómo funcionan los casinos online?

Publicado por o día 05/02/2018 na sección de Apostas

¿Cómo funcionan los casinos online?

Los casinos online y los juegos de bingo nos dan la oportunidad de disfrutar de mucho tiempo de entretenimiento y de esa característica adrenalina que sentiremos en cada jugada.

Las nuevas tecnologías han revolucionado la forma de jugar; a través de estas plataformas online tendremos toda la comodidad de apostar a través de un ordenador (o dispositivo móvil), con el único requisito de contar con una conexión a Internet. No hará falta ni tan siquiera que salgamos de casa para disfrutar de una partida cuando se nos antoje.

Páginas cómo https://www.casinoroyale.es/ nos ayudan a disfrutar.

¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan estos casinos? En las siguientes líneas te lo vamos a desvelar.

Casinos online: funcionamiento

Los casinos online funcionan a través de un sistema de software que les proporciona una entidad normalmente externa. El programa debe de generar unos dígitos de manera aleatoria. Los programas más habituales son Microgaming o Playtech, aunque hay muchos otros.

En el momento en el que el jugador acceder a este tipo de casinos se le presentarán dos opciones:

  • Descargar un programa: Es posible que tenga que descargar un programa en su ordenador, o algún tipo de recurso adicional que hará posible la partida.
  • Sistema flash: Cada vez son menos los casinos los que exigen destacar software en el PC (ya que es un sistema que no suele ser demasiado seguro), y se decantan por un tipo de juego 100% online. La tecnología Flash suele ser la utilizada para ello, aunque esto requerirá de instalar Adobe Flash en el PC (aunque con los últimos sistemas operativos ya debería de venir instalado).

Sin embargo, ya se empiezan a desplegar otras tecnologías (como HTML5), que tarde o temprano desplazarán a Flash por completo.

Seguridad en los casinos online

Un criterio que preocupa mucho al jugador de este tipo de plataformas online es la seguridad. Para poder iniciar una partida habrá que hacer una determinada recarga.

De la misma manera que en un casino tradicional, en el que habría que cambiar el dinero por fichas antes de jugar, aquí habrá que usar los métodos de pago tradicionales (recarga por tarjeta de débito o crédito, transferencia bancaria PayPal), para cargar lo que se conoce como un bankroll o ‘monedero virtual’.

El hecho de dar nuestros datos bancarios personales siempre nos hace dudar, por lo que los casinos online se encargan de instalar sistemas a prueba de cualquier tipo de intromisión.

Operan utilizando el protocolo HTTPS; es decir, que cuando entremos en la web descubriremos que la URL es de tipo https://xxxx.xx.

Este protocolo, por lo menos por el momento, no ha podido ser vulnerado, por lo que podremos introducir nuestros datos bancarios sin temor. Además, la gran mayoría de los casinos te derivan a la plataforma de pago en cuestión; por ejemplo, para hacer una transferencia te derivarán a la plataforma online de tu banco. Así obtendremos una doble protección.

En resumidas cuentas, así funciona un casino online.