La importancia de contar con un Seguro de Responsabilidad Civil

Publicado por o día 22/11/2018 na sección de Empresas

La importancia de contar con un Seguro de Responsabilidad Civil

Si eres autónomo, acabas de montar una empresa o estás pensando en iniciarte en cualquiera de estas dos aventuras, seguro que habrás oído hablar del Seguro de Responsabilidad Civil. Cualquier profesional que preste un servicio a un tercero corre el riesgo cada día de recibir una reclamación que puede dar al traste con todo el buen trabajo que se haya hecho hasta ese momento.

¿Qué es el Seguro de Responsabilidad Civil y qué nos ofrece como profesionales?

Seamos un autónomo con una pequeña tienda de ropa, un asesor financiero o un consultor tecnológico, desde el momento que llevamos a cabo nuestra actividad profesional e interactuamos con una tercera persona, estamos exponiéndonos a determinados riesgos.

Podemos sufrir disputas con socios, con partners, con los propios clientes, que pueden llevarnos a afrontar una demanda judicial y, en el peor de los casos, a vernos obligados a pagar una numerosa cuantía económica que condene a la desaparición a nuestro negocio que tanto nos ha costado levantar.

Para todos estos casos, en los que podemos causar perjuicio a cualquier otra persona o empresa, nos veremos obligados a afrontar un caro proceso judicial y a responder por las posibles infracciones que hayamos cometido como autónomo, como empresa o incluso como responsables de nuestros propios empleados.

Tan importante es este factor, que casi ningún fondo de inversión suele apostar por un proyecto si no está garantizado frente a posibles sanciones por este tipo de daños. Para cubrir este nicho de mercado, surgió el Seguro Responsabilidad Civil, un tipo de póliza por la que un tercero asume cualquier indemnización con la que se encuentre nuestra empresa

Razones por las que deberíamos contratar este seguro

Como hemos avanzado, cualquier profesional que preste un servicio a un tercero está sujeto a la posibilidad de enfrentarse a una reclamación, ya sea porque el cliente no está satisfecho con la calidad del producto o por errores que se hayan podido cometer por parte de la empresa durante la prestación del servicio o fabricación del producto que vendemos.

Sin un seguro que nos cubra estas posibles situaciones, estaríamos poniendo en riesgo nuestra actividad o empresa, pero no es la única razón por la que deberíamos contratar este tipo de seguros:

  • Protege tu patrimonio actual y futuro: si se diera el caso que un tercero te demandara por algún error cometido durante tu actividad profesional, los gastos de defensa, así como las costas del juicio correrán de tu cuenta y en caso de perder este proceso deberás responder con tu patrimonio actual y futuro.

Por tanto, al contratar una póliza de Responsabilidad Civil Profesional, estás protegiendo tu patrimonio además de tu negocio, ya que la aseguradora deberá responder con estos gastos y se hará cargo de la indemnización al tercero.

  • Da garantía y credibilidad a tus clientes: tener un seguro de estas características garantiza a tu clientela que, ante cualquier inconveniente, tu empresa podrá responder ante ellos. De esta forma, tendrás una mayor credibilidad y cualquier persona que quiera contar con tus servicios lo hará de una forma más segura.
  • Es necesario para trabajar con administraciones públicas: el Seguro de Responsabilidad Civil es un requisito indispensable a la hora de trabajar con cualquier ente público o con algunos clientes que lo requieren igualmente.

Coberturas del Seguro de Responsabilidad Civil

En el mercado actual existen tantos seguros como tipos de empresas existen en la red empresarial. Esto se debe a que, dependiendo del tipo de empresa que firme la póliza, tendrá unas necesidades u otras. Por ejemplo, un periodista podría ser condenado por calumnias, pero sería extraño que lo fuera por intoxicar con un alimento a un tercero.

Por lo general, existen dos grandes categorías en este tipo de seguros, por un lado, el seguro general, que podría ser comparado con el seguro a terceros del coche: lo llevan todos incluidos ya que es la cláusula mínima que podrás contratar, cubriendo así todo lo que les ocurra a tus clientes en el transcurso de la interacción profesional.

En estos casos, también suelen incluir en la cuota servicios como la defensa jurídica. Es la póliza adecuada para negocios donde prima el trabajo y la producción física, ya que la mayoría de los incidentes podrían responder a errores del trabajador o del propio autónomo.

En cambio, si lo que necesitamos es que cubran errores profesionales sin base material (abogados, periodistas, ingenieros, etc.), necesitaremos entonces un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional.

Como has podido comprobar, es más que necesario contar con un seguro de estas características si somos profesionales autónomos o tenemos una empresa con trabajadores a nuestro cargo. Existen tantas coberturas diferentes como necesidades de cada cliente, por lo que la mejor opción será ponerte en manos de un experto que pueda guiarte en la configuración de tu póliza.

Comentar noticia

Your email address will not be published.