La malaria: la enfermedad que mata al año entre 700.000 y 2.700.000 personas

Publicado por o día 01/05/2020 na sección de Coronavirus,Salud,Sanidad

La malaria: la enfermedad que mata al año entre 700.000 y 2.700.000 personas

Con la llegada a nuestras vidas del coronavirus y todo lo que va suceder en un futuro, otras enfermedades parecen quedar aparcadas a pesar de los estragos, que por lo general, causan a continentes más pobres donde nuestros países no muestran interés alguno en luchar por su erradicación a través de medicación o tratamientos que lleguen a la población mundial.

Hoy hablamos de la malaria, también denominada paludismo, es un tipo de enfermedad causada por parásitos que mata entre 700.000 y 2.700.000 personas en monto actual. De las mismas, se calcula que tres cuartas partes son niños de África. La forma más habitual que tiene esta enfermedad de transmitirse es a través de las picaduras de los mosquitos. Según se calcula, cada año se registran unos 396 millones de caso de malaria.

En el año 2007 se declararía el Día Mundial del Paludismo, y este quedaría fijado para cada 25 de abril. El objetivo de dicho día es poner de manifiesto que es una enfermedad que está muy lejos de ser controlada, y recordar a todos que es crucial seguir invirtiendo en la prevención y en el control de la misma, para evitar que se siga extendiendo.

La malaria puede producir varios síntomas: desde sudoración, escalofríos, dolores de cabeza, fiebre, incluso hasta pueden ser más graves como dolores en los músculos, coagulación sanguínea, insuficiencia renal, sangre en las heces, trastornos que afectan al sistema nervioso central, coma…

Vacunas, tratamientos, portadores asintomáticos y otros datos sobre la malaria

En aquellos lugares en dónde la malaria es habitual, aquellas personas que se infectan de forma continua, y logran sobrevivir a los síntomas, desarrollan una cierta inmunidad. Sin embargo, también se convierte en portadores del parásito, y esto podría contribuir a la expansión de la enfermedad.

Un importante recurso para poder detener la enfermedad es utilizar productos especiales para retrasar el avance de los mosquitos: en el mercado podemos encontrar desde mosquiteras, insecticidas, así como ropa especialmente diseñada para evitar las picaduras.

Hay varias empresas que realizan acciones de Responsabilidad Social Corporativa, como es el caso de nomasmosquitos.es, una empresa especializada en combatir a los mosquitos que cuenta con un amplio catalogo de articulos antimosquito, como y un gran servicio de instalación de mosquiteras reconocido por sus clientes, que colaboran con varias ONG’s para combatir la malaria en África, país donde este problema es muy grave. 

Todos estos elementos evitarán la proliferación de aquellas enfermedades que los mosquitos se encargan de contagiar y si bien por el momento se desconoce si el coronavirus podría transmitirse a través de mosquitos, mejor prevenir como venimos haciendo durante el confinamiento y de paso ayudar en las acciones de No+Mosquitos, Moskito Wear y la App Atrapa el Tigre, que también realizan acciones de responsabilidad social y es que uno de los grandes problemas de la malaria es que los síntomas pueden tardar mucho tiempo en aparecer, bien parecido en este aspecto al covid-19. 

Por ejemplo, si un turista presenta fiebre a los 3 meses después de haberse sometido a la enfermedad, estamos hablando de una urgencia médica importante, ya que podría ser portador del virus, sin haberlo ni siquiera notado en todo este tiempo.

Por desgracia, al igual que el número de infectados y fallecidos por coronavirus no para de crecer por todo el mundo, muchos países sufrieron el ataque de esta enfermedad en el pasado, como es el caso de España. En nuestro país se la conocería como fiebre terciana (o tercianas) y el último caso conocido sería declarado en el año 1961. Sin embargo, no sería hasta 3 años después, en 1964, cuando nuestro país se terminaría declarando libre de esta enfermedad, incluso hasta recibiría un certificado en el que se expondría.

Ahora bien, cada año se registran nuevos casos importados, por lo que es importante tomar conciencia de ello y seguir invirtiendo recursos para que la malaria se termine erradicando de la faz de la tierra, al igual que parece que estamos haciendo en la lucha contra el coronavirus en la actualidad.

Comentar noticia

Your email address will not be published.