La Xunta inicia el Proyecto Mil Ríos para mejorar 470 km de 50 cursos fluviales y aumentar así su capacidad de respuesta climática

El Gobierno gallego impulsa esta iniciativa con el objetivo de incrementar la biodiversidad, con una inversión global de 5 millones de euros de fondos europeos
Publicado por o día 14/03/2022 na sección de A Coruña,Galicia,Medio Ambiente,Xunta de Galicia

La Xunta inicia el Proyecto Mil Ríos para mejorar 470 km de 50 cursos fluviales y aumentar así su capacidad de respuesta climática

La Xunta de Galicia da comienzo a la ejecución del Proyecto Mil Ríos para mejorar un total de 470 kilómetros de 50 cursos fluviales y aumentar así su resiliencia y capacidad de respuesta ante el cambio climático.

El Gobierno gallego impulsa esta iniciativa con el objetivo de restaurar los ámbitos fluviales, incrementar la biodiversidad y optimizar la conectividad ecológica, con una inversión global de 5 millones de euros de fondos europeos.

En la víspera del Día internacional de acción por los ríos (14 de marzo), la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, acompañada por el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, y la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, presentó esta mañana al pie del Ulla las primeras actuaciones del proyecto a los alcaldes de los nueve ayuntamientos por los que pasa este río, así como a varias asociaciones de pesca y medioambientales.

Los trabajos consistirán en la mejora de la vegetación de ribera mediante la eliminación de especies exóticas invasoras y la plantación de especies autóctonas, así como en suprimir obstáculos y optimizar los dispositivos de franqueo, con lo que se refuerza la capacidad de adaptación de los ríos.

Recuperación del río Ulla

La conselleira de Medio Ambiente adelantó que el Ulla es uno de los primeros ríos en los que se actuará y concretó que se intervendrán 11 tramos diferentes a su paso por el ayuntamientos de Padrón, Pontecesures, A Estrada, Teo, Vedra, Boqueixón, Silleda, Vila de Cruces y Touro, que suman 38,4 kilómetros fluviales y que representan 57,5 hectáreas de superficie.

Así, en este río se pretende eliminar especies exóticas invasoras, como la acacia negra, falsa acacia y mimosas, que —junto con la fragmentación de los hábitats— suponen una de las principales amenazas de la biodiversidad gallega.

No obstante, añadió que este proyecto también recoge para el Ulla la importante  construcción de una nueva estación ictiológica en el Xirimbao —presa de Couso—, como complemento de la de Ximonde, para mejorar el seguimiento de las poblaciones de especies de pescados migradores. “Queremos convertir el Ulla en un río ejemplar del estudio del salmón a nivel mundial, así como aprovechar los resultados para definir los planes de aprovechamiento y de recuperación”, explicó Vázquez Mejuto.

Por último, la conselleira de Medio Ambiente destacó la importancia de este proyecto por el papel que tienen los ríos, ya que son las arterias naturales de Galicia, que equilibran el ciclo hidrológico, transportan nutrientes desde o su nacimiento hasta el mar, contribuyen a suavizar las condiciones meteorológicas y climáticas —especialmente en zonas áridas—, y también tienen la función de ejes vertebradores del territorio y generadores de paisajes.

Comentar noticia

Your email address will not be published.