Mantenimiento del coche: de los neumáticos a la batería

Publicado por o día 21/03/2018 na sección de Motor

Mantenimiento del coche: de los neumáticos a la batería

Los coches son máquinas de transporte que comprenden decenas de partes móviles, lubricantes, filtros y combustible. Se trata de vehículos a los que se les debe efectuar un mantenimiento preventivo para no gastar de más en el caso de requerir alguna reparación correctiva.

Hay elementos, como los neumáticos, los frenos o los amortiguadores, que se mantienen en constante funcionamiento para cumplir con su cometido. No obstante, a pesar del buen rendimiento que puedan presentar estas piezas, ocasionalmente deben ser reemplazadas porque ya han cumplido su vida útil.

Solo de esta forma se puede garantizar el correcto desempeño del coche, pues si se extendiera más allá el empleo de las partes, se pondría en peligro la seguridad de quien lo conduce, de sus acompañantes y del resto de usuarios de la vía.

Obviamente, cada coche tiene un uso diferente, por lo que el desgaste puede ser más o menos rápido según el uso que se le dé al automóvil.

Los neumáticos representan el principal elemento de seguridad de los vehículos, por lo que prestarles la debida atención es primordial para un recorrido seguro y sin preocupaciones. El “calzado” del coche es el punto de contacto con la carretera, sus imperfecciones y los cambios de temperatura.

¿Cuándo reemplazar los neumáticos?

En este punto puede surgir la pregunta sobre cada cuánto tiempo hay que cambiar los neumáticos. La respuesta tiene que ver con varios factores, como el kilometraje y el desgaste del dibujo.

Un neumático que está desgastado ya ha dejado de cumplir su función. Es decir, el agarre disminuye (especialmente en el asfalto mojado), la distancia del frenado es mucho más larga y aumenta la posibilidad de que ocurran deslizamientos o el conocido aquaplaning.

Para conocer si ha llegado el momento de cambiar los neumáticos, solo hay que tener sentido común y observarlos de cerca. Si se trata de piezas de calidad, el reemplazo debe ejecutarse cada 50.000 kilómetros. En el caso de los baratos, es mejor no arriesgarse y cambiarlos después de los 10.000 kilómetros.

La vida útil dependerá de la forma de conducir del conductor y de la clase de pavimento por el que circule el coche habitualmente.

El desgaste del dibujo también es una señal de que el neumático debe ser cambiado. Si la profundidad es inferior a 1,6 milímetros, se podrá apreciar la banda de rodadura, lo que ya es una señal de alerta.

Otros síntomas que deben tenerse en consideración son el desgaste en el centro o el desgaste en los hombros de la banda. La situación aún es peor si hay cortes, grietas o deformaciones, lo que probablemente terminará en reventón o en un pinchazo.

En el mercado existen numerosas marcas de neumáticos para elegir. No obstante, como comentan en el portal tallerbarato.com, una página web en la que se ofrece el mantenimiento preventivo de los coches, la mejor opción la tienen los Neumáticos Dunlop.

Los Dunlop son fabricados con las mejores materias primas y se han ganado la fama de ser seguros y fiables. Según los expertos, la marca elabora los neumáticos con la mejor materia prima disponible, a la vez que sus productos se adaptan a cualquier tipo de presupuesto disponible.

Potencia eléctrica

En cuanto a las baterías, se trata del elemento central que ofrece potencia eléctrica a la hora del encendido y para que el vehículo se ponga en marcha. También es fundamental para que el resto de los componentes electrónicos funcionen correctamente.

Hay quienes afirman que una batería de calidad puede tener una vida útil de hasta 4 años. Sin embargo, la cifra puede variar dependiendo de varios factores, como la forma de conducir, la conducción del sistema de carga, el clima del lugar de residencia y su calidad.

Además, hay que tener en cuenta que la duración de las baterías no es la misma en un coche con 0 kilómetros que en uno que lleva años funcionando. La sugerencia de los especialistas es reemplazarla en el momento de presentarse algún fallo, para no comprometer la seguridad del conductor y los acompañantes.

La batería da a conocer ciertas señales que sugieren que su reemplazo se encuentra cerca. Una de las señales de peligro es que la luz del panel se encienda para avisar de su deterioro.

También hay que prestar atención a posibles problemas con las luces, el aire acondicionado o con el sistema de inyección. El fallo definitivo ocurre cuando no es posible arrancar el coche y ponerlo en marcha.

Si se presentan algunos de estos escenarios, hay que cambiarla de inmediato, especialmente si el coche se prepara para un largo viaje por carretera.

Al igual que con el caso de los neumáticos, en el mercado hay diversas marcas y modelos de baterías. Cada una se fabrica para ajustarse al diseño de cada vehículo. Por lo tanto, las hay para coches, motos, furgonetas o camiones.

En Internet hay páginas como bateriasweb.com, donde es posible encontrar baterías de coches baratas de diferentes amperios, con lo que se atiende cualquier necesidad de los conductores. Entre las más solicitadas se encuentran las baterías Varta, que son una de las de mayor durabilidad.

Atención profesional

Todo lo relacionado con el cambio de neumáticos, frenos, baterías, alineación o mecánica rápida debe ser ejecutado por técnicos profesionales en el área. Es decir, el vehículo tiene que llevarse a talleres especializados para que se le realice el mantenimiento oportuno.

Uno de estos establecimientos es Neumáticos km0, que se trata de una red de talleres de neumáticos en Parla y alrededores en los que se efectúa el mantenimiento oportuno de los vehículos. Para conocer todos los servicios que se ofrecen en estos talleres, se puede encontrar más información aquí: neumaticos km0 parla.

El coche es uno de los principales patrimonios de la familia. Su uso es indispensable en la sociedad moderna, que demanda una constante movilización y rápidas respuestas. Para afrontar todos los desafíos del día a día, la sugerencia es cuidar el vehículo para una mejor capacidad de respuesta.