¿Sales de vacaciones? Revisa tu coche

Por o 22/07/2019 | Sección: Motor
¿Sales de vacaciones? Revisa tu coche
Compartir en:

Si estás pensando irte de vacaciones con el coche este verano, es importante que lo revises antes para evitar sorpresas durante el trayecto y para viajar más seguro. A continuación, te explicamos los elementos en los que que más atención debes poner. 

Frenos 

Los frenos son una parte básica que influye en tu seguridad y en la de todos los integrantes del vehículo. No puedes no revisarlos. Su comprobación es muy simple, únicamente tienes que pisar el pedal y no notar fricción metálica

En el caso de que la haya, es porque las pastillas están en mal estado y deben ser cambiadas o porque no tiene líquido suficiente. En el segundo caso, utiliza únicamente el producto que el fabricante aconseje y viértelo con precaución, es bastante corrosivo y puede dañar la pintura. 

Neumáticos 

Hay que revisar el desgaste de los neumáticos y su equilibrado. Las cubiertas contienen indicadores con los que podrás saber si es hora de cambiarlos. La Ley indica que el dibujo de la rueda no debe ser inferior a 3 milímetros. 

Para comprobar su equilibrio, fíjate en que las gomas no tengan cortes, perforaciones o una zona que esté excesivamente desgastada. Podrás comprobarlo si el volante vibra cuando conduces a una velocidad media. 

Cada tipo de vehículo tiene una presión establecida por el fabricante, dependiendo de su peso y potencia. Revísala en frío y comprueba que cumpla con las condiciones de seguridad. 

Aceite 

Comprobar el nivel de aceite no te llevará más de 2 o 3 minutos, pero es necesario que lo hagas sobre una superficie plana y que el coche esté en frío, de lo contrario, parecerá que el nivel es más alto y puede provocar problemas durante el viaje. 

Los fabricantes establecen, a modo de raya, los niveles máximo y mínimo que debe contener. Es necesario que ni estén por debajo del mínimo ni superen el máximo. Lo más aconsejable es que se encuentre lo más cercano al máximo, pero sin llegar a él. 

Consejo: nunca mezcles dos tipos de aceite diferentes. 

Líquido refrigerante 

Del mismo modo que con el aceite, este proceso hay que hacerlo sobre una superficie plana, esperar a que el motor del coche esté frío y que cumpla con las indicaciones del fabricante. En el caso de que sea necesario rellenar con líquido refrigerante, abre el tapón con cuidado y utiliza únicamente productos que estén pensados para este fin. 

Consejo: no utilices nunca agua del grifo a no ser que sea en caso de extrema necesidad. 

Batería 

Observa la batería y asegúrate de que no sale ningún tipo de líquido de ella, en el caso de que así sea, cámbiala y revisa el alternador. Mantén siempre limpias todas las piezas y, si alguna parece estar oxidada o con un aspecto extraño, no dudes en cambiarla. 

Luces 

No se trata únicamente de que compruebes que encienden cada una de ellas, sino de que estén bien reguladas para no deslumbrar a los vehículos que vienen de frente. Es necesario contar con un regloscopio para que estos defectos sean corregidos en cuestión de segundos.

Comentar noticia

Your email address will not be published.