Una ley para gobernarlos a todos: el nuevo Real Decreto de Ordenación del Juego sacude el sector de las apuestas

Publicado por o día 19/02/2021 na sección de Apostas

casinos
Imagen: Pixabay

Parece que fue ayer, pero en breve será de obligado cumplimiento el Real Decreto de Ordenación del Juego que fue aprobado en noviembre de 2020. La verdad es que en verano ya se anunció que iba a entrar en vigor en 2021; lo que sucede es que, como es lógico, tuvo que pasar por unas cuantas modificaciones y alegaciones antes de su publicación definitiva. La noticia cayó como un jarro de agua fría entre las casas de apuestas y los más afectados, que son, obviamente, los clubes deportivos. Pero, entre todas las cosas negativas que esto trae para el sector, también encontramos algunas buenas, por supuesto.

Lo positivo del Real Decreto

Y es que, como cabría esperar, la regulación del juego va a hacer que solo las casas de apuestas y casinos con la mayor seguridad, fiabilidad y solvencia, como es el caso de Rizk, sobrevivan. Esto solo puede ser positivo: el sector de las apuestas está sobresaturado de oferta, y a veces algunas casas de dudosa reputación tienen unas ofertas que parecen demasiado buenas para ser ciertas… y a menudo lo son. Es decir, esa casa de apuestas cierra de un día para otro y tus fondos se van al limbo. Al haber una ordenación del juego, digamos, bastante dura en cuanto a los requisitos de las casas de apuestas y casinos, únicamente las empresas serias permanecerán sobre el terreno de juego.

El decreto también trae novedades en cuanto a la prevención del juego por parte de menores de edad, un problema recurrente y que es necesario afrontar. Si eres menor de 18 años no puedes apostar, no puedes jugar y, por tanto, cuantos menos estímulos tengas para no hacerlo, mejor que mejor. Por ello, se prohíbe la publicidad excepto en la franja de 1 a 5 de la madrugada, y no se podrá colocar ningún casino, casa de apuestas o similar cerca de instituciones educativas. Consideramos que esto solo es positivo y refuerza la idea de que el juego solo debe ser disfrutado por mayores de edad e, incluso entre ellos, siempre con responsabilidad.

Lo negativo del Real Decreto

Claro, el Real Decreto también trae cosas malas. La principal es que los clubes deportivos españoles deben retirar la publicidad de casas de apuestas de sus equipaciones, de sus estados y… en fin, de todo. Esto significa que muchos de ellos (una abrumadora mayoría de equipos de la LFP lucen publicidad de casas de apuestas en sus camisetas o tienen algún patrocinio firmado con ellas) deberán adaptarse a la “nueva normalidad” y rescindir sus contratos. En la práctica, esto supone pérdidas millonarias para los clubes, ya que supone buscar otros patrocinadores que, con toda probabilidad, ofrecerán bastante menos dinero que los actuales. 

Esto repercutirá negativamente en los clubes y en la competición que, dicho sea de paso, ya da signos de estar retrocediendo en calidad (a las últimas debacles europeas de los clubes españoles nos remitimos, a pesar de que mantienen el tipo en la Europa League).

Algo que también se verá afectado, aunque todavía no queda claro de qué manera, será a la hora de ofrecer bonos de bienvenida y similares. En principio, las casas de apuestas y casinos deberán dejar de darlos (porque el razonamiento es que pueden contribuir a generar adicción), aunque habrá que estar atentos a lo que acaba sucediendo en este tema.

En resumen, no podía ser todo malo, creemos que este decreto puede traer también cosas positivas, aunque lo que sí está claro es que muchos clubes españoles deberán buscar fuentes alternativas de financiación. ¿Quién sabe? Quizá esto sirva para hacerles aguzar el ingenio a la hora de buscar ingresos.

Comentar noticia

Your email address will not be published.