Aceptación de una herencia en España

Publicado por o día 24/03/2020 na sección de Eventos

Aceptación de una herencia en España

España es uno de los países donde los beneficiarios de una herencia tienen que decidir si aceptar o rechazar su patrimonio. Algunos deciden negarse el derecho, pues no cuentan con suficiente dinero para pagar los impuestos que se incurren con el proceso. Sin embargo, hay otros que sí desean aceptar libre y voluntariamente su patrimonio. A continuación se muestra cómo es el proceso de aceptación de una herencia en España.

El proceso de aceptar un patrimonio heredado

Cuando una persona recibe una herencia y quiere gozar de esta, debe aceptarla de manera voluntaria. No es lo mismo que la acción de repartir los bienes heredados. Más bien, se trata de una acción que cada individuo debe hacer cuando tiene ante sí la posibilidad de recibir un patrimonio legado. 

Después que se acepta una herencia, entonces es cuando el beneficiario pasa a llamarse heredero. Ahora bien, es importante que sepas que toda persona que acepta una herencia asume todo el caudal hereditario. Por lo tanto, si se han heredado deudas, estas se incluyen en el patrimonio y deberá asumirlas quien acepte la herencia.  

A veces, el alto costo de los impuestos de sucesión pueden orillar a los ciudadanos españoles a abandonar su legado. De hecho, esto es muy usual en las casas modernas cuyo valor en el mercado es más alto. No obstante, no son pocos los que prefieren entender cómo es el proceso de aceptación y así conservar el legado heredado. 

Cuando una persona decide aceptar una herencia, lo hace asumiendo no solo los bienes y derechos del difunto. Además, asume las obligaciones que haya contraído, incluso las deudas. Sin embargo, hay dos formas en las que se puede gestionar la aceptación de una herencia y así evitar que la herencia sea una carga pesada. 

Vías de aceptación

Hay dos maneras de aceptar una herencia, hacerlo a través de una aceptación simple o con beneficio de inventario. En la primera los efectos son ilimitados, pues el beneficiario acepta todos bienes de la herencia, incluidas las responsabilidades y deudas. Esta forma de aceptación además puede ser expresa (a través de un comunicado verbal o escrito) o tácita (a través de actos voluntarios). 

Por otro lado, se puede aceptar una herencia por beneficio de inventario, cuyos efectos son más limitados. En este caso, el heredero podrá responder a las deudas de acuerdo al patrimonio heredado, sin incluir sus bienes propios. Esta es la vía más aconsejable por los abogados especializados en herencias. 

Su Abogado Especialista es un bufete que cuenta con profesionales del derecho que pueden brindarte mayor información sobre el proceso de herencia. Para cualquier consulta o trámite sucesoral, estos abogados ubicados en Murcia capital tienen la solución más confiable. De hecho, su especialidad es gestionar trámites de herencia desde cualquier punto del proceso.  

También se puede conseguir asesoría fiscal y legal a través de BNA Valls, donde hay una plantilla de profesionales que pueden facilitar estos trámites engorrosos. Ahora bien, para aceptar una herencia es necesario saber a quienes se les permite hacer el trámite y qué requiere para esto.   

¿Quiénes pueden aceptar una herencia?

Toda persona que tenga libertad de disponer de sus bienes pueden aceptar una herencia; o quienes puedan obrar.  En caso contrario, algún representante legal puede hacer la aceptación en nombre de los herederos. 

Por ejemplo, en caso de que herede un menor de edad, serán los titulares de su patria potestad quienes se encarguen de aceptar los bienes heredados. En este caso, la vía para formalizar la aceptación será a beneficio de inventario, pues para efectos de una aceptación simple se requiere una acción judicial. Igual sucede en el caso de mejores con tutores legales. 

Por otro lado, la ley tiene en cuenta el cuidado de las personas con discapacidad, sean menores o no. Si la persona está incapacitada, la aceptación dependerá de los límites de su enfermedad, situación de dependencia o discapacidad. También, un curador podrá hacer la aceptación de la herencia, tras recibir una autorización legal. 

En caso de que la herencia sea para una persona jurídica; serán sus representantes legales quienes tienen el derecho de aceptar la herencia. En caso de desear rechazar el beneficio, se requerirá de una autorización legal emitida por un juzgado.

Comentar noticia

Your email address will not be published.