Buenos hábitos y una vida saludable ayudan a mejorar la sexualidad

Por o 16/08/2017 | Sección: Adulto,Salud

Todos quieren tener una vida sexual saludable y activa, pero en muchas ocasiones la gente se olvida que hay varios factores que afectan la sexualidad y que disminuyen el placer o el deseo.

Tener un estado de bienestar mental, emocional, social y físico es importante y todo está relacionado con la sexualidad. También se recomienda tener relaciones sanas en donde las dos personas se respeten mutuamente, disfruten del sexo y lo practiquen de forma segura.

El estilo de vida occidental dificulta dedicarle tiempo al amor, a la pareja y al erotismo, por lo que se deben de cambiar algunos hábitos para tener una mejor vida sexual.

Se tienen que favorecer esos momentos, así como potenciar los hábitos saludables, como llevar una dieta balanceada, dejar el cigarro, darse tiempo para el ocio, tener sueños de calidad, etc.

Los expertos en salud sexual indican que se deben de tener en cuenta los siguientes hábitos y detalles:

Haz ejercicio con regularidad

Está claro que hacer ejercicio tiene muchos beneficios para el organismo y para nuestra salud, pero al hacer ejercicio experimentamos una mejoría emocional, un estado de bienestar y satisfacción que aumenta nuestra libido; sin olvidar que mejora la condición física, algo que es de utilidad en la cama.

La natación es un estupendo ejercicio de bajo impacto, un deporte que fortalece el suelo pélvico de las mujeres, que es importante para combatir las disfunciones sexuales, como la dificultad para alcanzar orgasmos y el vaginismo. En el caso de los hombres, el ejercicio es bueno para superar los problemas de control de eyaculación y mejorar las erecciones.

Los pitales es otro ejercicio recomendado para mejorar la salud sexual, siempre y cuando no se tengan problemas en el suelo pélvico. En caso de que se tengan, es mejor solucionarlos primero para que los ejercicios no empeoren la situación.

Aunque se recomiendan estos dos ejercicios, cualquier tipo de deporte o ejercicio es bueno para la salud general y sexual.

Llevar una dieta equilibrada

La alimentación es muy importante y una mala alimentación, además de afectar todo nuestro organismo, también termina afectando nuestro desempeño en la cama e incluso las probabilidades de tener hijos.

En el caso de los hombres, aquellos que basan su dieta en un alto contenido de grasas saturadas, presentan hasta un 38% de disminución de concentración de espermatozoides durante la eyaculación, y hasta un 41% menos de líquido espermático.

Hay alimentos que tienen propiedades beneficiosas para las relaciones sexuales, se habla mucho sobre mariscos y alimentos afrodisíacos, pero lo cierto es que hay muchas frutas y otros alimentos que son de gran ayuda.

Tal y cómo apuntan aquí, la alimentación juega un papel muy importante en la vida sexual de una persona.

No fumar

El tabaco es una de las peores adicciones y daña todo el organismo, pero pocos saben o toman en cuenta que afecta el flujo sanguíneo del pene, haciendo que se presente un envejecimiento prematuro en sus arterias, afectando la función eréctil.

Evitar el estrés

El estrés juega un papel muy importante en la disminución del deseo sexual, ya que reduce los niveles de testosterona en la sangre. En algunos casos, practicar ejercicios de respiración, relajación muscular o meditación puede ser de gran ayuda para regular las emociones y tener un mejor desempeño sexual.

Evitar las prácticas de riesgo

Tener una buena salud sexual depende de varios factores, entre los más importantes podemos destacar el uso de anticonceptivos, que sirven para prevenir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual (ITS).

Un ejercicio negligente de sexualidad puede convertirse en problemas de salud, desequilibrio personal, social y sufrimiento.

La importancia de la información sexual

Es realmente importante conocer las prácticas de riesgo y los métodos que tenemos a nuestro alcance para evitar dichos riesgos. Saber qué es una relación sana y a dónde se puede acudir cuando se presentan problemas es de mucha utilidad.

La falta de información sobre la sexualidad y el cuerpo afecta en gran medida la salud sexual. Se debe de mejorar el autoconocimiento y la psicoeducación sobre los elementos que favorecen el crecimiento sexual, erótico y el bienestar general del cuerpo y la mente.

Uso de anticonceptivos

Se recomienda investigar y conocer todos los métodos anticonceptivos posible: los métodos barrera (química o mecánica), métodos quirúrgicos o métodos hormonales (DIU). La “marcha atrás” no es un método anticipativo y la probabilidad de cometer un error es muy elevada.

Buena comunicación

La comunicación de pareja es muy importante y ésta ayuda a que se presente un menor riesgo de malos entendidos dentro del terreno sexual, así como una mayor probabilidad de mejorar la calidad sexual y los encuentros eróticos.

La comunicación erótica de una pareja es uno de los mejores afrodisiacos que hay, una comunicación racional y emocional neutraliza posibles problemas o interferencias con las relaciones sexuales.

Salir de relaciones tóxicas

Dentro del plano emocional, se debe hacer todo lo posible por evitar relaciones tóxicas. Es importante que una relación de pareja se lleve con igualdad, consentida por las dos personas, sin chantaje, presiones o violencia.

En una relación sexual saludable, el placer, los efectos y la ternura deben de compartirse. Del mismo modo, se debe defender el derecho a desvincularse de la otra persona cuando se desee. Debes de aceptar y tener en cuenta que el humano es responsable y libre, así que puedes tomar la decisión de salir de una relación tóxica cuando lo desees.

Conócete y conoce a tu pareja

Es importante conocernos como personas sexuadas, conocer nuestro cuerpo y lo que nos gusta, aprender a querernos, gustarnos, valorarnos y saber expresar nuestra erótica de una forma que nos haga feliz, aceptando por completo nuestras peculiaridades.

Juegos

Tener juegos sexuales con nuestra pareja y explotar nuevas formas de sexualidad es una buena forma de aumentar el juego y el deseo en una relación.

Tener una buena salud

En general, teniendo una buena salud física y mental es muy importante para tener una buena salud sexual. Todos los hábitos que sean saludables y que mejoren nuestra salud general son de gran ayuda para mejorar la sexualidad y la salud sexual.

Noticias de última hora en Vigo