Cómo enseñar a andar a un bebé: Guía con consejos

Publicado por o día 10/09/2019 na sección de Bebés

Cómo enseñar a andar a un bebé: Guía con consejos

El momento en el que tu bebé aprende a caminar es, sin duda, uno de los más bonitos. Verle dar sus primeros pasos es uno de sus hazañas más importantes. Lo primero que queremos decirte es que cada niño es un mundo y que, aunque algunos bebés ya logran caminar al año, lo cierto es que puede alargarse incluso hasta los 16 o los 17 meses. O más. 

Así que… ¡no te preocupes! Cada bebé lleva su ritmo, pero sí es cierto que se les puede estimular y trabajar la fuerza de las piernas para ayudartes en la dura tarea de empezar a caminar. Según esta página web especializada en la que se pueden comprar andadores y juguetes correpasillos online, así como leer análisis y opiniones de los modelos de las principales marcas, hay ciertos “deberes” para los padres que se pueden llevar a cabo a la hora de enseñar a andar a sus bebés, siempre sin forzar. Los detallamos a continuación.

 

Primeros pasos del bebé: Trucos y consejos

 

Es cierto que durante el primer año es cuando el peque va a desarrollar su coordinación en los movimientos y, con ello, fortalecer sus músculos. En este sentido, como te decíamos, cada niño es un mundo y justo por ello hay niños que se sienten más preparados antes que otros. Por eso, no se sabe cuándo empiezan a andar los bebés.

Aun así, te damos una serie de trucos que pueden ayudar a estimular sus ganas. ¡Vamos allá! 

Jamás le obligues

Es lo primero que debes tener en cuenta. Forzar a tu bebé a andar puede tener justo el efecto contrario. Por eso, es importante que hagas juegos o actividades que sí que le animen a hacerlo, pero si no quiere, ¡déjalo! Puedes tantearle haciendo que vaya a coger algo que le gusta mucho, por ejemplo. 

Su confianza es lo más importante

Tu bebé va a intentar levantarse, eso es así. Pero debes saber que para él es un miedo que tal vez le lleve a inmovilizarse y frustrarse llegando, incluso, al llanto. No lo dejes así, acércate y ayúdale a levantarse para que vea que sí que puede hacerlo. 

Ayuda a que mejore su equilibrio

¿Cómo? Pues dejándolo descalzo. Sí, se sentirá mucho más seguro y tendrá mayor equilibrio. Además es recomendable que le ayudes a mantenerse de pie para que poco a poco vaya cogiendo esa confianza de la que te hablábamos antes. Si vas a ponerle zapatos para poder caminar por la calle o un parque, opta por zapatos que tengan la suela muy suave. 

La seguridad es indispensable

Tú eres la mayor protección para él, así que confiará cien por cien en ti. Ponte delante y cógele de las manos para que vaya hacía a ti. Cuando veas que va más seguro, suelta una mano y deja que vaya solo con una cogida. Verás como poco a poco va sintiéndose mucho más seguro. 

No le quites la vista de encima

Es obvio, ¿no? Pero hay ocasiones en las que no somos conscientes de su gran ‘poder’ y puede levantarse en zonas más inestables como, por ejemplo, sobre la cama. Una caída puede hacer que coja miedo. Más vale que lo intente en zonas lisas y sin obstáculos. 

No dejes paso a la dramatización

Si tu bebé cae (algo normal en sus primeros pasos) no corras hacía él en plan dramático porque lo único que harás es asustarle. Acércate con una sonrisa y hablándole tranquilamente para que vea que no pasa nada. 

Pon sus juguetes favoritos en un punto alto

Un punto alto al que, obviamente, pueda llegar poniéndose de pie. Por ejemplo, deja su juguete sobre el sofá para que él intente cogerlo. 

Busca aliados

Los andadores suelen venir genial en este caso. Así tu bebé tendrá un punto de apoyo para que él, poco a poco, vaya ganando confianza. Además, estos andadores suelen tener juegos, luces y colores para que le sea mucho más atractivo. Nunca vienen mal. 

La regla principal es la que te hemos comentado al principio: nunca le obligues. Deja que tu bebé siga su ritmo natural y verás como antes de que te des cuenta lo tienes revoloteando por toda la casa y te toca tener (todavía) más ojos sobre él.

Comentar noticia

Your email address will not be published.