Consejos para elegir una buena lijadora

Publicado por o día 05/10/2022 na sección de Empresas,Hogar

lijadoraLa lijadora es una herramienta eléctrica y portátil que es imprescindible para hacer múltiples trabajos de bricolaje en diferentes materiales. Nuestros amigos de top-lijadoras, nos han compartido unos consejos que nos servirán para escoger mejor una buena lijadora y que así podamos comprar la que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

A pesar de que existe una gran variedad de opciones en el mercado, escoger una lijadora para un trabajo en concreto no siempre será fácil. Por este motivo, vamos a conocer lo más importante para escoger bien.

Tipos de lijadoras

Nos podremos encontrar con diferentes tipos de lijadoras entre las cuales escoger, dentro de las que están:

  • Orbital: esta es una lijadora vibradora que tiene una base abrasiva oscilante y son bastante comunes debido a que son muy versátiles y prácticas.
  • Excéntrica: son de gran potencia y versatilidad, y realiza movimientos excéntricos giratorios y oscilantes. Es una lijadora para el lijado circular.
  • Multilijadora: son pequeñas y manejables y una de las más comunes es la Lijadora mouse, las cuales permiten llegar fácilmente a los lugares más difíciles en los trabajos de bricolaje.
  • Lijadora de banda: estas son rectangulares y son de las más grandes, siendo lijadoras más profesionales que se destacan por su gran potencia y por su rapidez en el trabajo, siendo perfectas para superficies de grandes dimensiones.
  • De pared: en este punto nos podremos encontrar con las Lijadoras gotelé o las Lijadoras jirafa, siendo perfectas para las superficies verticales como paredes, arcos o sobre techos gracias a que son telescópicas.

¿Qué nivel de uso le vamos a dar a nuestra lijadora?

La frecuencia de uso que tendremos en nuestras lijadoras afectará la elección de la herramienta. Para los trabajos de nivel profesional se necesitan lijadoras que sean de gran potencia y que estén pensadas especialmente para el uso diario.

Por otra parte, necesitaremos una lijadora de nivel superior si tenemos una gran experiencia en este campo, y queremos mantener un buen rendimiento. Para el uso en trabajos esporádicos necesitaremos unas de nivel medio, y para trabajos puntuales con una lijadora básica será más que suficiente.

Tipo de fijación de la lija

Existen diferentes sistemas de fijación en las lijadoras que tendremos que considerar, dentro de los que están:

  • Pinzas: se colocan a modo de palancas o anclajes y permiten enganchar los bordes de la hoja de la lija.
  • Autoadherente: son fijaciones tipo velcro que son fáciles de colocar, y es ideal para herramientas angulares.
  • Ambas opciones: algunos modelos de lijadoras permiten ambos sistemas de anclaje lo que hace que sean muy prácticas a la hora de usarlas.

Puntos importantes antes de comprar una lijadora

Antes de comprar una lijadora tendremos que fijarnos en algunos aspectos importantes para escoger adecuadamente como son:

  • Arranque progresivo: estos sistemas protegen las piezas mecánicas al limitar la corriente que entra al momento del arranque. Es un sistema básico para prolongar la vida útil de la máquina y la seguridad durante la puesta en marcha.
  • Ergonomía: en estas herramientas es fundamental un agarre ergonómico, que permita el mejor manejo de la herramienta para facilitar el trabajo.
  • Peso: debemos fijarnos en el peso de la herramienta, en especial si vamos a hacer trabajos en zonas de difícil acceso, en techos o en superficies grandes.
  • Diámetro de amplitud: a mayor diámetro podremos conseguir una mayor superficie lijada en cada pasada, lo que para trabajos grandes es imprescindible.
  • Velocidades: las que incluyen un sistema variador de señal serán las más prácticas, porque así se podrá conseguir una herramienta multifunción para todo tipo de trabajos.
  • Recogedor de polvo: estos sistemas permiten trabajar en un ambiente mucho más limpio y la limpieza posterior resultará más simple.

Comentar noticia

Your email address will not be published.