El maquillaje de nuestros días

Publicado por o día 22/10/2020 na sección de Belleza

El maquillaje de nuestros días

Actualmente existen diferentes tipos de maquillaje ajustables a cada necesidad y estilo de vida, hoy, sentirte guapa no significa renunciar a ser tú misma y dejar de verte natural; entre los cosméticos de los que dispones en el mercado están los ofrecidos en maquillándome tales como el maquillaje clásico, el maquillaje vegano y el maquillaje hipoalergénico, con productos tan variados que ofrecen soluciones a cada mujer.

Maquillaje Clásico

Contiene compuestos usados tradicionalmente en la fabricación de cosméticos, con efectividad demostrada a la hora de realzar tu belleza y cubrir esas molestas imperfecciones. Sus gamas se ajustan perfectamente a cada bolsillo y estilo, además que las nuevas tecnologías empleadas para su elaboración ofrecen diversas opciones para cuidar cada tipo de piel, así que este makeup sigue siendo un buen aliado.

Aunque el maquillaje clásico esté dermatológicamente probado, algunas sustancias químicas que lo componen pueden afectar las pieles más sensibles por lo que debes considerar otras opciones si este es tu caso. Su producción industrial muchas veces los hacen más asequibles, pero no por ello dejan de ser de gran calidad.

Maquillaje Vegano

Contiene compuestos de origen vegetal o mineral, así que, si te preocupa el cuidado del medio ambiente, esta es la mejor opción para ti, sus cosméticos no son probados en animales ni contienen sustancias derivadas de ellos. Este tipo de maquillaje cada vez tienen más aceptación y mayor diversidad de productos, y la innovación tecnológica ha hecho que su elaboración sea también más sostenible.

El maquillaje vegano posee certificaciones de organizaciones como PETA, NATRUE, Cruelty Free International, ECOCERT, entre otras, que verifican que cada fase de su procesamiento cumpla con la ética que ofrecen, así te aseguran que tu inversión te dará la tranquilidad real de poder estar guapa sin que el medio ambiente tenga que sufrir por ello. Esta clase de cosméticos suelen tener un costo elevado en comparación con el makeup convencional, pero el cuidado del entorno, lo vale. 

Maquillaje Hipoalergénico

Cada vez más marcas ofrecen esta gama de cosméticos especialmente diseñados para pieles sensibles como se puede leer en https://europadigital.es/general/maquillandome-tienda-online-cosmetica/. Estos productos están elaborados con ingredientes naturales aprobados por dermatólogos y oftalmólogos para garantizarte el aspecto que deseas sin perjudicar la salud de tu piel, dejando atrás las sustancias químicas del makeup clásico que han demostrado algún grado de irritación.

El maquillaje hipoalergénico es la opción indicada si presentas algún problema cutáneo. Su uso también está recomendado si luego de aplicarte algún producto has notado comezón, irritación, cambios en la textura o el color de tu piel. Este tipo de cosméticos tienen un costo más elevado que las opciones clásicas, pero si quieres verte bien y presumir de un rostro saludable, vale la pena tu inversión.

Aplicadores para estos tipos de maquillaje

Cada producto cosmético tiene una herramienta ideal para su correcta aplicación, dándote el efecto deseado: dentro de los aplicadores puedes encontrar cepillos, brochas y esponjas.

Dentro de la gran variedad de brochas disponibles, dos de ellas te van a resultar imprescindibles: la brocha para base y la brocha kabuki. La brocha para base posee un mango mediano con cerdas abundantes para facilitar la aplicación de productos líquidos y cremosos. Ya sea que sus cerdas terminen en forma plana (brocha mofeta) u ovalada (brocha lengua de gato) conseguirás un efecto uniforme.

Por otra parte, la brocha kabuki cuyas cerdas también son abundantes, posee un mango corto y ancho ideal para la aplicación de polvos, especialmente minerales, aunque también puede usarse con cosméticos líquidos o cremosos, permitiéndote perfilar los rasgos de tu cara.

La esponja de maquillaje tiene una textura suave y su forma redondeada permite una distribución uniforme del producto, adaptándose perfectamente a cada curva de tu rostro, sin dejar esas visibles líneas de maquillaje, con esta esponja conseguirás un sutil y envidiable “efecto de aerógrafo”, son lavables y al ser elaborados con materiales porosos absorben mayor cantidad de cosmético, por lo que desperdicias más producto. En cambio, el aplicador de silicón tiene la gran ventaja de no absorber el maquillaje y su limpieza es mucho más sencilla. 

También puedes encontrar las esponjas de polvo, que son desechables y económicas, su gran variedad de formas (planas, ovaladas, en cuña), te brindarán una mayor comodidad a la hora de corregir imperfecciones en sitios difíciles como el contorno de ojos y te proporcionarán un sellado sutil de tu makeup con polvo suelto o compacto.

Comentar noticia

Your email address will not be published.