Las piscinas de arena, una nueva tendencia en la construcción de piscinas

Por o 18/07/2016 | Sección: Hogar
Las piscinas de arena, una nueva tendencia en la construcción  de piscinas

Durante los últimos meses está surgiendo una nueva tendencia en la construcción de piscinas que es perfecta para todos aquellos que son perezosos a la hora de ir a la playa. Se trata de las piscinas de arena, un nuevo concepto de construcción que llega como una alternativa interesante para disfrutar el verano desde casa. En la página que acabamos de enlazar podrás encontrar todo tipo de profesionales que se encargan de la construcción de esta y de casi cualquier tipo de piscina.

Este nuevo tipo de piscinas hacen que podamos tener nuestra propia playa privada en el jardín de nuestra casa, por ejemplo. Sin embargo, ¿cuál es el inconveniente?, que poner una piscina doméstica en viviendas unifamiliares puede ser bastante caro. Los precios pueden estar entre los 18.000 euros, en el caso de las más piscinas más baratas, y construir una piscina como esta puede llegar a tardar entre 30 y 45 días, ya que normalmente las piscinas de arena suelen estar compuesta también por un paisaje que las acompaña.

Este tipo de piscinas de arena, están construidas con materiales que son 100% de apariencia natural, de forma que se consigue un acabado que es realmente muy parecido a tener una playa en casa. Normalmente, cuentan con una base de hormigón gunitado armado e impermeabilizado, que está revestido con un acabado de arena que tiene una alta resistencia a la intemperie, y que está adherido al soporte de hormigón que ofrece ese aspecto visual para que parezca arena de playa, y, además, es antideslizante, tanto en seco como en mojado.

Una piscina de arena implica que la entrada al agua a la misma se realiza a través de una suave rampa que imita la entrada normal de una playa. De este modo, se evitaría incluir las típicas escaleras de piscina, que suelen ser de obra o metálicas.

Por otro lado, el mantenimiento de la piscina en este caso, sería el mismo que el que se aplica en las piscinas más tradicionales. Además, el tipo de revestimiento usado en suelo, paredes y zonas de playa es muy resistente y se puede limpiar de forma sencilla con una máquina de agua a presión. Hay que añadir que este tipo de piscinas de arena se adaptan muy bien a todos los climas y aguantan sin problemas la nieve.