Los problemas más habituales que puede dar tu caldera

Por o 29/09/2018 | Sección: Hogar
Los problemas más habituales que puede dar tu caldera
Compartir en:

Es cuando llega el invierno cuando se pone a prueba la efectividad de la caldera de nuestro hogar. Bajan las temperaturas y es el momento de poner las mantas, de calentarnos con sopas, de añadir los calcetines gordos a nuestro vestuario y sí,  también de forzar la caldera. Y es que estos meses son la auténtica prueba de fuego, ya que probablemente han estado toda la primavera y verano “hibernando”. El paso del tiempo puede haber hecho que acumulen polvo, que presente atascos, o todo tipo de avería.

Un grupo de reparaciones Calderas Madrid (del que podemos encontrar más información si hacemos click en el enlace anterior) ha hecho un estudio de las averías más habituales y nosotros te lo resumimos aquí.

Las averías más habituales que puede experimentar tu caldera

Antes de nada, tenemos que saber que los sonidos que emite la caldera nos pueden ayudar a determinar si presenta o no, algún tipo de avería. Si se escuchan sonidos de rozamiento, esto nos puede indicar que existe una avería en la bomba de la caldera. Siendo así, tendremos que reparar o sustituir dicha pieza y para ello nos hará falta un técnico especializado en las reparaciones de Caldera en Madrid (o de cualquier otra parte en la que vivamos).

Si escuchamos goteo en la zona inferior, esto puede decir que hay una rotura en la válvula de seguridad.

Presión

Los problemas de bajadas de presión son muy comunes en las calderas, aunque lo más normal es que terminen por desaparecer con el tiempo. Las consecuencias es que el agua caliente y el calor de la calefacción se desvanecerán en momentos puntuales.

Hay un procedimiento que puedes seguir para solucionar el problema: Revisa el manual de instrucciones de tu caldera buscando el dato de la presión que recomienda el fabricante (que normalmente es de 1,5kg). Si llenas el circuito con esta presión, se acabará el problema.

Salida de humos

Otro problema muy común que se da en las calderas se refiere a los atascos en la salida de humos. Si se obstruye el humo empezará a acumularse monóxido de carbono (un gas venenoso que pasará factura a nuestra salud). Este gas debería de estar evacuándose a través de un conducto de salida para que no sea peligroso y esto es algo que no está saliendo.

Algunas calderas disponen de un panel electrónico en el que se nos informa de dicho error, pero no es lo habitual.

Aquí no podemos hacer nada más que traer a un técnico de reparaciones de Calderas en Madrid.

Bloqueo de la bomba de recirculación

Si este dispositivo se estropea, lo que notaremos será un incremento muy rápido de la temperatura, pero que no tardará mucho en apagarse de golpe.

Este aparato es bastante complicado y sobretodo, delicado. Cualquier intento de manipularlo por nuestra parte podría ser un caos, por lo que conviene llevar mucho cuidado con él.

Nuevamente, la solución de llamar a un técnico sigue siendo la más plausible.

Sonda de temperatura

Y terminamos con este problema que también es bastante común. La razón de ser de la “sonda de temperatura” es detectar si el agua está caliente o no; si no lo estuviera, “informaría” a la caldera de que debe de calentar más agua.

Ya te puedes imaginar que si dicha pieza falla, el aparato reconocerá que la temperatura es la adecuada y no producirá más calor.

Ya conoces estas averías y algunas posibles soluciones. Sin embargo, en la gran mayoría de los caso no nos quedará otra que llamar a un técnico para que se encargue de todo.

Comentar noticia

Your email address will not be published.