La grúa municipal de Vigo, a la caza de coches bien aparcados (Trampas para los vigueses, mientras el alcalde se ríe)

Ayer tuve un encontronazo con una pareja de agentes municipales: uno policía y el otro operario de la grúa municipal. Se estaban llevando (y se llevaron), en la rotonda de la plaza Elíptica, un coche que ni estorbaba ni estaba mal aparcado. Les pregunté educadamente que por qué se lo llevaban, pues no había ninguna […]