Técnicas de hidroimpresión en vehículos

Por o 10/10/2016 | Sección: Motor
Técnicas de hidroimpresión en vehículos
Compartir en:

Las técnicas que se utilizan para modificar los vehículos no nos dejan de sorprender; hoy hemos descubierto una técnica muy especial que consigue unos resultados increíbles: se trata de la hidroimpresión (Water Transfer Printing en inglés).

¿En qué consiste?

La técnica de hidroimpresión consiste en utilizar un diseño de tinta especial que puede ser aplicado a diferentes objetos, tanto en 2D, cómo en 3D, por lo que se convierte en un poderoso recurso muy utilizado en los coches tuning.

Esta técnica necesita un tanque de agua en el que se van a introducir las piezas que se tienen que imprimir; la gran ventaja de este método es que no es agresivo ya que el agua se encargará de poder evitar que entre en contacto con la propia superficie. Así se consigue el acabo perfecto y la forma deseada.

El film con la estampación la encontramos en el agua; antes de introducir la pieza, se introducirá el activador. Entonces se debe de introducir la pieza con mucho cuidado con el objetivo de lograr los mejores resultados; al trabajar directamente en el agua, tenemos que tener mucha destreza para situarla en la posición deseada.

Podemos definir el procedimiento cómo si nos estuviéramos haciendo una calcomanía; en el momento en el que veamos el resultado, nos daremos cuenta de que se habrá fijado a la perfección a la pieza y que resultará casi imposible de poder desprender.

Aunque puede parecer un proceso fácil, lo cierto es que hay que examinar muchos elementos con antelación cómo, por ejemplo, la temperatura del agua que debe de estar comprendida entre los 18 y los 26ºC. Además, el tiempo que va a estar sumergido en agua debe de ser de entre 60-90 minutos aproximadamente; si estuviera más tiempo de lo que hace falta, es posible que el adhesivo pudiera sufrir las consecuencias.

En cuanto al activador que se utiliza, es un producto químico que actúa sobre la película mojada haciendo que esta se disuelva parcialmente para que se pueda fijar. Este producto está creado por una composición específica de químicos en determinados porcentajes; aunque es posible crearlo de manera casera, no se recomienda porque ante el más mínimo error podría suponer resultados nada positivos.

A la hora del proceso de secado puede hacerse al aire libre, o bien en una sala especial de secado que elevará la temperatura para conseguirlo.

Una técnica de impresión que está revolucionando por completo el mercado del tunning.